Nación dictó una resolución que establece cómo deberán actuar las fuerzas de seguridad nacionales y locales ante casos de desaparición o de personas con identidad desconocida.

El Ministerio de Seguridad de la Nación oficializó ayer una resolución con la que se aprueban una serie de normas y protocolos que fijan las pautas a seguir por parte de las fuerzas de seguridad nacional y provinciales frente situaciones de desaparición de personas o el hallazgo de personas con identidad desconocidas (NN).

Según consta en sus considerando el objetivo de la resolución es fortalecer la cooperación entre los distintos poderes que conforman el Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas que resulta una herramienta esencial en la lucha contra el crimen organizado y la trata y explotación de personas.

La norma, que lleva la firma de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, tiene alcance nacional y cuenta con cinco anexos que contienen protocolos de actuación frente a casos de personas desaparecidas y extraviadas, de comunicación ante el hallazgo de personas con identidad desconocida (Personas NN), protocolo para la toma de denuncias, otro de actuación ante el hallazgo con vida de un niños, niñas y adolescentes y uno de toma de huellas dactilares ante el hallazgo de personas con identidad desconocida.

Entre algunos aspectos relevantes se destacan algunos puntos como que el personal policial deberá tomar de manera inmediata cualquier denuncia por desaparición de persona y quien así no lo hiciere será pasible de las sanciones administrativas y penales que pudiere corresponderle. Esto quiere decir que no existe un tiempo estipulado para radicar la denuncia y desde el momento que se realiza misma la persona es considerada como desaparecida. En el mismo sentido fija pautas en cuanto a la comunicación o difusión de imágenes expresando que en el caso de contar con una fotografía solo se transmitirá para conocimiento de los organismos o instituciones a los que se comunica la búsqueda y que la difusión deberá contar con autorización escrita de familiares y evaluación de pertinencia por parte del Magistrado interviniente, a los efectos de no perjudicar la investigación en curso. Lo mismo cuenta para el caso específico de búsqueda de niños, niñas y adolescentes.

Si bien la norma es reciente y fue oficializada ayer en el Boletín Oficial de la República Argentina, en Mendoza la senadora radical Mariana Caroglio ya había presentado un proyecto de ley en esta misma dirección que proponía crear un protocolo para informar a la población sobre cuáles son los pasos a seguir para efectuar una denuncia, qué organismos deben intervenir y cómo debe darse a publicidad los datos de las personas extraviadas.

Consultada por Diario Vox Caroglio dijo que el proyecto aún se encuentra en comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) y que de si obtiene un dictamen favorable  podría pasar a ser votada en el recinto. Además señaló que en “fondo lo que plantea la resolución es muy similar a lo que está escrito en el proyecto de ley” con la única diferencia de que su proyecto promueve acciones de difusión y comunicación en todos los espacios públicos para que las personas que no conocen sus derechos sepan cómo actuar ante una situación de este tipo.