Esto se debe al nuevo cuadro tarifario de la electricidad y los precios de la nafta, según la medición realizada por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE).

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró en enero un repunte en el Gran Mendoza con un incremento de 3,7 por ciento respecto al mes anterior, impulsado el nuevo cuadro tarifario de la electricidad y los precios de la nafta, según la medición realizada por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas del gobierno cuyano (DEIE).

El gobierno proyectó una inflación para todo el año de 15,7%, algo que parece cada vez más lejano, a pesar de que recién se ha medido enero, porque con un solo mes el índice ya sumó 3,7%, un número elevadísimo.

Desde la DEIE aseguraron ayer que estos aumentos de servicios y productos regulados explican casi dos tercios del aumento del porcentaje con respecto al mes pasado.

Además, indicaron que “si bien para enero se esperaban algunas variaciones incrementales, a partir de febrero se prevé que no se registren aumentos considerables y, por lo tanto, que la inflación mensual retome la senda que se venía registrando previo a los aumentos regulados y estacionales”.

Facundo Biffi, titular de la DEIE, diferenció tres categorizaciones que presentan los datos de inflación: inflación núcleo, inflación de regulados e inflación de estacionales.

Dado que los valores registrados para los aumentos de los rubros núcleos no superaron el 1,4 por ciento, el funcionario remarcó que “si desglosamos el comportamiento que ha tenido el IPC, es muy auspicioso en términos generales para la economía de Mendoza que la inflación núcleo se centre entre un 1 y 1,2 por ciento”, explicó.

Asimismo, los rubros transporte y comunicaciones y vivienda y servicios básicos fueron los que mayor incidencia marcaron el mes pasado pero no se verán reflejados en el IPC de febrero, manifestado principalmente por los aumentos del GNC, gasoil, naftas y servicios de internet, y por los incrementos regulados de las tarifas eléctricas que incidieron un 2,3 por ciento del total, detalló Biffi.

Por otro lado, informó que el rubro alimentos y bebidas tuvo un aumento leve que incidió en un 0,5 por ciento del total del IPC.