Honestamente laburando con la cabeza en el feriado

A principios de noviembre pasado el ministro de Educación y Deportes de la Nación, Esteban Bullrich, anunciaba que para este 2017 se mantendría el feriado puente del 19 de junio, previo al Día de la Bandera. “No se dictarán clases el lunes 19, y que el Día de la Bandera, el 20 de junio, será […]

A principios de noviembre pasado el ministro de Educación y Deportes de la Nación, Esteban Bullrich, anunciaba que para este 2017 se mantendría el feriado puente del 19 de junio, previo al Día de la Bandera. “No se dictarán clases el lunes 19, y que el Día de la Bandera, el 20 de junio, será feriado” precisó en ese entonces. El funcionario también dijo oportunamente “entender” a los empresarios del turismo que se oponían a la eliminación de los feriados puente, pero advirtió sobre la necesidad de “balancear las cosas entre turismo y educación. Creo que es razonable que primero está la educación”.

Pero el 23 de enero, una resolución desactivó la última posibilidad de que alguien disfrute de lo que hubiera sido este finde largo. No hubo para los chicos, no hubo para nadie. La posibilidad de quitar del calendario los dos fines de semana alargados había sido deslizada por Macri antes de asumir y antes de terminar el 2016 ratificada por el Ministerio de Turismo de la Nación. “Debe primar siempre que el resultado sea lo mejor para todos los argentinos”, aseguraron desde esa cartera. Las confirmaciones contra los días no laborables adicionales vigentes desde 2014 atentaron contra el impulso que dan esas jornadas al empleo y el consumo en economías regionales. Los cambios bajo análisis fueron rechazados por empresarios hoteleros y gastronómicos del interior del país. También fue (y es) una discusión política: en la vereda de enfrente se pararon dirigentes del Frente Renovador y el Frente para la Victoria. Pero desde el Gobierno Nacional sacaron la cuestión comercial del medio: aseguraron, al presentar el proyecto de ley, que de esta forma se cumplirían los 180 días de clase previstos en Ley Nacional de Educación. "El gobierno y todo el sector turístico somos defensores de los feriados largos, porque hoy salimos por pocos días muchas veces al año. Este año hemos proyectado hacia adelante el inicio de las clases, entonces tenemos que compensar y garantizar los 180 días de clases. De allí la intención de equilibrar entre los tres sectores: el Turismo, Educación y el sector productivo", señaló a principios de este año el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos.

 Existían dos puentes al año que se conjugaban con el esquema ampliado de feriados creado en 2013. Pero el ocio de los fines de semana extralargos pasaron al archivo. Según el texto del decreto que reglamenta, “los días que, pegados a feriados que coincidían en jueves o martes, convertían al fin de semana en buenas excusas para escapadas de descanso turístico, que en base a la norma que comenzó a regir en 2011 eran solo dos por año, generaron dificultades para el cumplimiento del ciclo lectivo y afectaron la competitividad productiva”.

 “La gente tiene que trabajar más porque en este país no trabaja nadie" dijo Lilita Carrió, cuando le preguntaron por los feriados. “En el medio de toda esta hipocresía, no nos detenemos a pensar si los feriados tienen sentido. Dicho así, pareciera la opinión de un verdugo de los trabajadores, pero esto no tiene nada que ver. Cuando un empleador contrata a un empleado toma en cuenta para esa decisión el costo de ese empleado, lo cual incluye su salario más todas las cargas sobre el salario, y éstas incluyen los días de vacaciones y los feriados, que son similares” discutían (con un poco más de errores ortográficos) por las redes sociales, en la previa de este lunes.

Y vos, ¿dónde estás? ¿De qué lado estás?