Heredar una casa de acaparadores no es tan malo cuando lo que acumulaban era… un montón de oro.

Un hombre heredó una casa en Francia de un pariente fallecido, sólo para descubrir 3.7 millones de dólares en oro escondido.

The Telegraph informó que la casa está en la ciudad de Evreux, en Normandía, la misma región donde tres constructores encontraron aproximadamente 1 millón de dólares en oro enterrado en un jardín en 2011.