Habrá elecciones en México y López Obrador aparece como el favorito

El candidato de centroizquierda es, según las encuestas, el que más votos sacaría en las elecciones presidenciales del domingo. Su cierre de campaña fue en el estadio Azteca.

Las elecciones presidenciales mexicanas entraron en su tramo final con el cierre de campaña de los principales candidatos, entre los que se destacó el masivo acto realizado en el emblemático Estadio Azteca por el favorito en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador (64). El veterano dirigente de centroizquierda enfervorizó a sus simpatizantes con la promesa de impulsar una “transformación” del país, pero aclaró que será “pacífica y ordenada”.

Estos cruciales comicios se dan en un escenario de enorme violencia. Un total de 133 políticos fueron asesinados desde que en septiembre comenzó el proceso electoral, según la consultora Etellekt. De esa cifra, 28 eran precandidatos y 20 candidatos.

“Esta violencia se ha concentrado en el ámbito local, al menos el 71% de todas estas agresiones han sido en contra de autoridades electas y candidatos que aspiran a puestos del ámbito local, sobre todo alcaldías y legisladores municipales”, comentó el director de la consultora, Rubén Salazar.

Las elecciones del domingo son las más grandes en la historia de México, ya que se renovarán más de 18.000 cargos, incluidas las bancas del Congreso bicameral.

Estamos a punto de llevar una transformación sin derramamiento de sangre. El principal problema de México es la corrupción. Esa es la principal causa de la desigualdad económica, por la corrupción se desató la inseguridad”, afirmó el dirigente del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), desatando ovaciones y aplausos de las 80.000 personas que había en el estadio.

En un ambiente festivo, al son de la cumbia y vallenato, la palabra que más se oyó en boca de López Obrador fue “cambio”. AMLO, como se lo conoce por las siglas de su nombre, parece haber capitalizado bien el hastío de los mexicanos en su tercer intento por alcanzar la presidencia mexicana, con una coalición integrada por el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) y el derechista evangélico Encuentro Social (PES).

De acuerdo a las últimas encuestas, lleva una cómoda ventaja de casi 30 puntos sobre el segundo, Ricardo Anaya, impulsado por una coalición de centroderecha formada por los partidos Acción Nacional (PAN), el Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano.

Anaya, un político conservador joven, espera que quienes temen a la izquierda voten por él. “Hago un llamado a quienes militan en otros partidos, hago un llamado al voto útil”, reclamó, al sostener que su coalición es la única que puede derrotar a López Obrador.

El hombre del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, aparece tercero a una gran distancia.

Comentarios