Habló Nahir Galarza: “Todo lo que están diciendo es mentira”

La condenada por el crimen de Pastorizzo respondió a una periodista de un canal de televisión mientras era trasladada desde la cárcel a un hospital para recibir atención.

Nahir Galarza, la joven condenada por el crimen de Fernando Pastorizzo, habló ante las cámaras de un canal de televisión y dijo sentirse molesta “porque todo lo que dicen es mentira” al tiempo que afirmó no conocer “a los Pastorizzo”.

Galarza, de 19 años, fue condenada a prisión perpetua por asesinato. Ayer salió de la Unidad Penal Número 6 de Mujeres, donde llegó el 11 de septiembre, para recibir atención médica en el Hospital San Martín, hasta donde la escoltaron dos mujeres policías.

Al llegar al nosocomio y en el trayecto hasta el consultorio, esposada y custodiada por mujeres policías de la Alcaidía de Tribunales, Galarza aseguró no conocer a los Pastorizzo y que “se lleva bien” con sus tres compañeras de celda.

Según indicaron, esta es la tercera vez que la joven es trasladada desde la Unidad Penal Nº 6 de Paraná hacia el hospital San Martín para controles médicos.

“Es un control, nada más”, dijo la joven que reveló a su vez que “me molesta todo lo que se dice, porque es todo mentira”, aunque evitó dar detalles.

Galarza también fue consultada por Canal 11 de Paraná sobre la familia de Fernando Pastorizzo. “No los conozco”, se limitó a decir.

La joven, que hoy vestía jean y remera blanca, llevaba, como habitualmente, su cabello suelto; evitó todo el tiempo que las cámaras tomaran su rostro y se limitó sólo a respuestas monosílabas o frases muy cortas.

Galarza está alojada con otras tres internas en la unidad carcelaria paranaense que es la única en Entre Ríos para mujeres.

Al dictar sentencia, los jueces determinaron que Nahir y Fernando eran novios y también que los disparos de la chica fueron voluntarios.

“Ha quedado destruida la hipótesis de la defensa de que los disparos se produjeron de manera involuntaria”, aseguraron los jueces, quienes determinaron que se produjo un “homicidio calificado por una relación de pareja”, lo que había solicitado el fiscal.

Descartaron la alevosía, que habían pedido las querellas como el atenuante de la violencia de género, lo que podría haber reducido la pena para Galarza.

Siempre y cuando la condena perpetua se mantenga firme, Nahir va a permanecer tras las rejas hasta los 54 años de edad. El cálculo se debe a que recién después de cumplirse los 35 años de prisión efectiva le podrían otorgar la libertad condicional.

Es importante señalar que por la nueva ley de ejecución penal -que tiene un año de vigencia- aquellas personas que son condenadas a prisión perpetua por las circunstancias del artículo 80 -si se mata a un hijo, a un padre, por alevosía, por relación de pareja, entre otros agravantes- la libertad condicional será otorgada al cumplir los 35 años de prisión.

 

Comentarios