Grandes bandas y la sensación de Wos en el cierre del Cosquín Rock

Ciro y Los Persas, Babasónicos, Las Pelotas, Los Caballeros de la Quema y Los Ratones Paranoicos dijeron presente. El rapero Wos ofreció una electrizante actuación en La Punilla.

En una jornada que contó con nombres fuertes como Ciro y Los Persas, Babasónicos, Las Pelotas y Los Ratones Paranoicos, el rapero Wos se convirtió en la gran sensación al brindar un contundente show en el principal escenario del Cosquín Rock, en el cierre de la 20° edición del festival iniciado el sábado en el aeródromo Santa María de Punilla, en Córdoba.

El joven artista ofreció una electrizante actuación en la que desgranó sus inteligentes y comprometidas rimas, junto a una excelente banda que se paseó con maestría y soltura entre el rock potente, el funk y hasta el free jazz.

Wos logró cautivar a un público de perfil rockero, que minutos antes se había concentrado frente al escenario Norte para disfrutar de Los Gardelitos y otro tanto que aguardaba la llegada de los uruguayos de La Vela Puerca.

Por ese mismo espacio desfilarían en las horas sucesivas Ciro y Los Persas, Los Caballeros de la Quema, Las Pelotas y Los Ratones Paranoicos, por lo que la presencia del joven rapero rompió con cierta rigidez estilística, que destinaba ese lugar para un tipo de rock más tradicional.

No obstante, Los Gardelitos también tendieron un puente al invitar en su set Cazzu, una de las máximas exponentes femeninas del trap local; mientras que Ciro hizo lo propio con el mismo Wos.

En tanto, el escenario Sur, ubicado en el otro extremo del predio, reunió a representantes de los nuevos ritmos urbanos como la mencionada Cazzu, Duki, Emanero, Neo Pistea y La Joaqui, entre otros.

En ese contexto, la presencia de Babasónicos pareció una excepción a la regla por tratarse de una banda con un largo recorrido en lo más alto de la escena local, aunque también ofició de gran padrino tácito de estos nuevos sonidos.

Por cierto, el show del grupo que tiene a Adrián Dárgelos como cara visible puso a bailar a una multitud con un ajustado set plagado de éxitos y una imponente puesta de luces.

En ese mismo momento, en la otra punta -tanto a nivel físico como de propuesta artística-, Ciro hacía lo propio con su habitual carisma y una combinación de clásicos de Los Piojos y hits de su etapa como solista.

También hubo un nuevo regreso para ocasiones especiales de Los Caballeros de la Quema y un monótono show de Las Pelotas, la banda con asistencia perfecta en los 20 años del festival.

Comentarios