El Tomba volvió a ganar por el torneo local. Esta vez fue ante el Ciclón por 2 a 0, con tantos del ex jugador de Boca Juniors. El Expreso jugó media hora con un hombre menos.

Godoy Cruz volvió a ganar y sigue disfrutando de un muy buen comienzo de temporada. El Tomba venció ayer como local a San Lorenzo por 2 a 0, en un partido de la 16ª fecha del torneo. Guillermo “Pol” Fernández dio gran mano al xeneize, donde se inició al fútbol, al marcar los dos goles, el segundo originado en un dudoso penal cobrado por el árbitro Facundo Tello.

El Ciclón no llegó ni a aprovechar la media hora que jugó con un hombre de ventaja por la expulsión de Gastón Giménez por doble amarilla.

Godoy Cruz, que venía de superar como visitante a Rosario Central por el torneo y de empatar ante Atlético Mineiro de Brasil por la Copa Libertadores, se hizo dueño de las acciones en los primeros minutos, con un variado circuito de juego con Giménez y “Pol” Fernández como conductores, y con los laterales, en especial Luciano Abecasis, lanzándose al ataque.

La carencia que tuvo fue no haber podido definir dentro del área y recurrió a disparos desde fuera, como los que ejecutaron Giménez y Abecasis.

Fue un amago la imagen de facilidad que tuvo San Lorenzo con una llegada rápida por derecha, que desperdiciaron Merlini y Blandi, el primero al errarle a la pegada y el centrodelantero con un disparo débil y tardío.

Se iba el primer tiempo cuando Javier Correa inició una contra veloz con cuatro hombres en abanico, el centro a ras de Abecasis encontró a Pol para empujar bajo el segundo palo.

En la segunda parte, Godoy Cruz se mostró más confiado y apostó a las urgencias de su rival.

Pero a los 15 minutos cambió el partido porque se fue expulsado Giménez por doble amarilla y San Lorenzo buscó meter al equipo local en su campo.

El ingreso de Romagnoli y Bergessio, le dieron mayor presencia en ataque, ante el retroceso del equipo de Bernardi.

A los 27 Belluschi cabeceó desviado luego de una buena pared con Cerutti. Sin embargo, el Tomba esperó para la contra y a los 32, cuando San Lorenzo asediaba, Javier Correa se soltó nuevamente, llegó al borde del área y en una fricción con Caruzzo, que lo fue a marcar, el atacante cayó y el árbitro cobró penal, cuando dio la impresión de que no hubo falta.

Pol Fernández, el ex Boca, convirtió fuerte el segundo gol que sentenció a San Lorenzo a una nueva derrota.

A los 39 Torrico le sacó el tercero a Maxi Correa y después Rey se lució ante Caruso y Bergessio para cerrar un partido en el que el Tomba sumó un triunfo muy importante.