Godoy Cruz empató y dejó pasar otra chance

Una vez más, Godoy Cruz dejó pasar una chance para llegar a lo más alto del Torneo Clausura.
Anoche, en su vuelta al estadio Malvinas Argentinas, el Tomba empató ante Gimnasia y Esgrima La Plata 2 a 2, en el cierre de la 16ª fecha.
Con este resultado, el equipo mendocino quedó a dos puntos del líder Vélez Sarsfield y a uno del escola Lanús.
El Expreso abrió el marcador gracias a un poco de suerte. Mariano Donda pateó un tiro libre desde unos 35 metros. La pelota se desvió en la barrera, le fue directo a la cabeza de Rubén Ramírez y “Tito”, oportuno como siempre, peinó la bola para poner al Expreso arriba.
El equipo mendocino jugaba mejor y era justo el 1 a 0. Sin embargo, de manera inexplicable, después de ponerse en ventaja los dirigidos por Jorge Da Silva bajaron un cambio y le cedieron el protagonismo a Gimnasia.
Y el Lobo, entre sus urgencias y sus limitaciones, empezó a jugar más cerca del arco defendido por Sebastián Torrico. A los 21, Graf tuvo el empate servido. Solo, en la puerta del área chica, con Torrico en otro lado después de taparle un mano a mano a Castro, el delantero sólo tuvo que apuntar al arco, pero Nicolás Sánchez se vistió de héroe y rechazó en la línea.
Sin embargo, sobre la media hora de juego, un despeje quedó en la puerta de la medialuna del área local y Capurro metió un tremendo remate que se le metió arriba a Torrico.
Al Expreso le costó volver a ser el dueño de la pelota. Olmedo no podíar tomar la manija del equipo y el partido se complicaba. Antes del entretiempo, el conjunto mendocino tuvo dos chances para llegar al segundo tanto. Primero un remate de Donda que tapó Monetti y luego, un cabezazo de Villar que rebotó en el travesaño.
En el complemento, el Expreso volvió a salir enchufado, con el objetivo de sumar los tres puntos que lo depositaran en la cima de las posiciones.
A los 9 minutos, Mariano Donda recuperó una pelota en la salida de Gimnasia, avanzó unos metros y probó al arco. Monetti tuvo una floja respuesta y el Malvinas estalló en un grito de gol.
Una vez más, Donda era el encargado de darle vida al Tomba, que después empezó a dominar el partido, con control de la pelota y aprovechando los espacios vacíos que dejaba el Lobo, sobre todo en defensa.
Sin embargo, mientras se acercaba el final del partido, el Lobo buscó como pudo el empate. Sin orden, sin claridad, el equipo del “Indio” Ortiz fue para adelante. Y en una de las últimas jugadas, Lucas Castro anotó la igualdad, a los 45 minutos.
El Expreso dejó pasar otra vez el tren. Y el sueño del título, anoche, se escapó de las manos.


Comentarios