Se realizó una nueva entrega de los premios que entrega la prensa extranjera de Hollywood. “Tres anuncios por un crimen”, fue una de las grandes ganadoras.

En una ceremonia dominada por el escándalo de los acosos y abusos sexuales, la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) entregó unos premios Globo de Oro repartidos en los que sobresalió el drama “Tres anuncios por un crimen”, que ganó cuatro galardones en los rubros mejor película dramática, mejor actriz dramática para Frances McDormand, mejor guión para el también director Martin McDonagh y mejor actor secundario para Sam Rockwell.

La historia acerca de una madre divorciada de una pequeña localidad del estado de Missouri, que emprende una suerte de venganza personal contra las autoridades del pueblo enojada por la falta de resultados en la investigación por la violación y asesinato de su hija adolescente, se llevó así cuatro de los seis premios a los que aspiraba.

Así se fue con las manos casi vacías “La forma del agua” del mexicano Guillermo del Toro, el peculiar drama romántico entre una mujer muda y un humanoide anfibio que tenía siete nominaciones y apenas se llevó el premio a mejor director y el de mejor banda sonora.

Los alrededor de 90 integrantes de la HFPA parecen haberse empapado del clima “tectónico”, en palabras de la propia McDormand, que remueve los cimientos de Hollywood por estos días y valoraron relatos con temáticas relacionadas a la posición de la mujer en la sociedad y con fuertes protagónicos femeninos en todas las categorías.

Es que en la ceremonia en la que se premia lo mejor de 2017, y que marca tendencia si bien no necesariamente sobre los ganadores pero sí sobre las películas que estarán en consideración para los Oscar, que este año se entregan a comienzos de marzo, “Lady Bird“ de Greta Gerwig surgió vencedora como mejor comedia.

Protagonizada por la actriz de origen irlandés Saoirse Ronan (“Brooklyn”), quien también ganó como mejor actriz de comedia o musical, “Lady Bird” es un relato de iniciación ambientado en los comienzos de los 2000 sobre una chica de 17 años, su primera relación sentimental, su participación en las actividades de la “high school” y la turbulenta relación con su madre.

Otros ganadores destacados en la rama cinematográfica en la ceremonia llevada a cabo en el Hotel Beverly Hilton de Beverly Hills, en California, fueron Gary Oldman como mejor actor dramático por su personificación de Winston Churchill en “Las horas más oscuras” y James Franco como mejor actor de comedia o musical por “The Disaster Artist: Obra maestra”, quien llevó al escenario nada menos que a Tommy Wiseau.

Este último, a esta altura ya mítico director de “The Room” -considerada la “peor película de la historia” y que inspiró la cinta que Franco también dirigió y produjo-, provocó las risas del público cuando intentó tomar el micrófono de manos del actor.