Presentó ayer su renuncia al cargo a partir del 31 de diciembre próximo a través de un oficio que dirigió al presidente Mauricio Macri. El oficialismo celebró la decisión.

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, presentó ayer su renuncia al cargo a partir del 31 de diciembre próximo a través de un oficio que dirigió al presidente Mauricio Macri.

“Mi permanencia en el cargo redunda en decisiones que afectarán de manera sustancial la autonomía del Ministerio Público Fiscal”, sostuvo la Procuradora en referencia implícita al proyecto de reforma en el que trabaja el gobierno nacional.

En el quinto y último párrafo de su renuncia, Gils Carbó afirmó que esperaba que su decisión “disuada reformas que, amén del debilitamiento señalado, rompan el equilibrio que debe regir el sistema de administración de justicia”.

La renuncia de la procuradora, que hacía más de un año era reclamada por el Gobierno, se conoció minutos después de las once, cuando la dio a conocer el portal Fiscales, que difunde información del Ministerio Público.

El texto de su renuncia fue llevado, además, desde la Procuración hasta la oficina del ministro de Justicia, Germán Garavano.

La noticia tomó por sorpresa a los colaboradores más cercanos de Gils Carbó, quienes se enteraron instantes antes de que el tema se hiciera público, cuando ella misma se los comunicó en la sede de la Procuración.

Fuentes del Gobierno, por el contrario, aseguraron que Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña y Garavano conocían la decisión con anterioridad y que este último, incluso, fue quien la convenció de dejar el cargo.

Poco después de que se conociera la renuncia, comenzó la danza de nombres de quienes podrían suceder a Gils Carbó al frente de la Procuración, al punto de que el fiscal José María Campagnoli llegó a autopostularse durante una entrevista radial.

“Sería un gran honor ser procurador General de la Nación”, dijo Campagnoli durante una entrevista que concedió a radio Mitre, en un gesto que no fue bien recibido por sus colegas de los tribunales federales de Comodoro Py, según pudo constatar Télam.

“Hay muchos candidatos, por eso preferimos estudiarlos y no hacer nombres”, dijo a esta agencia una fuente del Gobierno ante la consulta relacionada con los posibles reemplazantes de la Procuradora General de la Nación.

En la lista de eventuales reemplazantes figuran, según pudo reconstruir este medio, el procurador ante la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand; el abogado peronista y ex juez de la Corte Suprema Alberto García Lema; el juez de la Cámara de Casación, Gustavo Hornos; y el fiscal de la misma instancia, Raúl Plee.

El jefe de Gabinete consideró que la renuncia elevada por la procuradora es una “una contribución para que podamos trabajar todos en función de fortalecer la independencia y la eficacia” de la Justicia.

Peña sostuvo que el Gobierno celebró la renuncia presentada por Gils Carbó, pero al mismo tiempo remarcó que “es clave entender” que la reforma del Ministerio Público Fiscal “es independiente de las personas”.