Gastaron $450 mil para buscar un niño que estaba en su casa

En La Puntilla lanzaron un megaoperativo para encontrar a un niño de cuatro años que finalmente estaba escondido en su casa.

En las últimas horas, la desaparición de un niño de 4 años llamado Bruno movilizó a toda de Mendoza.

Se llevó a cabo a esos efectos un megaoperativo de búsqueda que, según confirmaron oficialmente al Vox, costó 450 mil pesos. El mismo incluyó policías, investigadores especiales, helicópteros y perros.

Lo insólito es que, luego de horas y horas de búsqueda, el nene apareció en el comedor de su casa.

Antes de eso, Bruno había sido visto el martes a la anoche, cerca de las 22. Estaba en su casa, vestido con un buzo polar gris y calzoncillo.

Su madre fue la impulsora de la búsqueda: se trata de una reconocida médica del hospital pediátrico Notti. “Necesitamos la ayuda de todos. Mi hijo no aparece. Es desesperante”, dijo Sol Guerrero a diario La Nación, en medio de la búsqueda.

Y cuando la desesperación comenzó a apoderarse de todos, el pequeño Bruno “apareció” caminando en el comedor de su vivienda, ubicada en La Puntilla.

El mérito fue de un perro de la división policial que, una vez más, había dado por finalizado un caso.

Debe recordarse que los canes fueron protagonistas al encontrar los cuerpos de las dos mujeres israelíes asesinadas por Gilad Saroussy Pereg, el hijo y sobrino de las víctimas.

Se presume que el niño se quedó dormido mientras jugaba a las escondidas con uno de sus hermanos, y curiosamente, estaba en un sitio de la casa que nadie revisó. Hasta ingenieros aseguran haber buscado en toda la casa para encontrarlo.

“Apareció caminando por el comedor y nadie entendía qué paso. Los padres y la policía dieron vuelta la casa, hasta que entraron los perros. Buscamos por todos los rincones y no encontramos nada”, contó un profesional amigo de la familia a La Nación.

Entretanto, el megaoperativo de seguridad provocó una conmoción tal que las redes sociales se inundaron de pedidos por la aparición del nene. Lo mismo ocurrió con la aplicación WhatsApp que se saturó de hipótesis.

Comentarios