Ayer por la tarde, sectores del Valle de Uco sufrieron una tormenta que dejó daños e inundaciones.

La provincia tuvo ayer un día de lluvias, vientos y granizo. Cerca de las 17, los mendocinos se vieron sorprendidos por una lluvia muy fuerte, con mucho viento, que duró alrededor de veinte minutos. De todas maneras, la peor parte se la llevó el Valle de Uco, sobre todo Tunuyán, que sufrió una intensa granizada que dejó daños, cloacas desbordadas y calles inundadas.

Según contaron tunuyaninos, cerca del mediodía cayó una fuerte tormenta de granizo que rompió vehículos que estaban en las calles sin resguardo. Desde Defensa Civil informaron que hubo nueve casas que recibieron asistencia por inundaciones.

Debido a las tormentas, el intendente de Tunuyán, Martín Aveiro, y el de San Carlos, Jorge Difonso, salieron a criticar por las redes sociales al Gobierno por la falta de respuestas con respecto a la lucha antrigranizo.