La polémica se desarrolló esta vez en el mismo recinto, en el marco del pleno de la Conferencia de Desarme, en Ginebra, Suiza. Duras acusaciones entre ambos países.

El embajador estadounidense para el Desarme, Robert Wood, sostuvo que Corea del Norte está cerca “de atacar” a su país con misiles nucleares, mientras que su par norcoreano, Ju Yong Chol, acusó a Estados Unidos de desplegar arsenales también nucleares en la península para un “ataque preventivo”.

Los cruces verbales -una dinámica que llevaron adelante los líderes de ambos países, Donald Trump y Kim Jong-un durante meses- fueron esta vez en el mismo recinto, en el marco del pleno de la Conferencia de Desarme, en Ginebra, Suiza.

La primera piedra la lanzó Estados Unidos. Wood, en su discurso, arrancó contundente: “Corea del Norte podría estar ahora a sólo meses de (tener) la capacidad de atacar a Estados Unidos con misiles balísticos armados con ojivas nucleares”.

Y pidió que “cierre” su programa de armas atómicas.

Para él, las políticas de rearme dan como resultado un contexto de seguridad más complejo y amenazado “desde la Segunda Guerra Mundial” con grandes potencias y “estados deshonestos que están desafiando el orden mundial”.

Porque, según Wood, en el periodo en que estos países se rearmaron, Washington no, por lo que son “una amenaza real para Estados Unidos”.

Unos 40 minutos más tarde del discurso de Wood, fue el turno norcoreano.

Por otro lado, Pyongyang acusó a Estados Unidos de estar desplegando arsenales nucleares en la península para un “ataque preventivo”.

“Teniendo en cuenta la naturaleza y la escala de los refuerzos militares estadounidenses, éstos tienen por objetivo llevar a cabo ataques preventivos contra Corea del Norte”, afirmó el embajador coreano ante la Conferencia de Desarme de la ONU, Ju Yong Chol.

Y fue más claro aún: el único objetivo que puede llegar a tener Estados Unidos es acabar con los esfuerzos de “relajación de la tensión” entre las dos Coreas concretado con la participación de atletas norcoreanos en los Juegos Olímpicos, que se inaugurarán este próximo viernes.