Varios niños juegan en una fuente, en el centro de Managua (Nicaragua).