Fue a la Casa Rosada, quiso ver a Macri y quedó detenido por estar armado

Apresaron a un hombre que quiso ingresar armado a Casa de Gobierno luego de preguntar por el presidente de la Nación.

El personal de seguridad de la Casa Rosada detuvo ayer a un hombre que quiso ingresar armado al edificio con la excusa de que tenía una audiencia con el presidente Mauricio Macri.

De acuerdo con lo que se informó oficialmente, el sospechoso fue identificado como Francisco Ariel Muñiz, de 36 años, quien ya quedó a disposición de la Justicia.

El hecho ocurrió cerca de las 9.30 en el ingreso a la sede gubernamental ubicada sobre Balcarce 78, minutos antes de la llegada de Macri al lugar.

Muñiz intentó entrar a la Casa Rosada aduciendo que tenía un encuentro programado con el Presidente.

De acuerdo con varias fuentes, esa audiencia había sido efectivamente solicitada por el sospechoso en el 2018, pero el pedido nunca fue respondido por las autoridades competentes.

La seguridad de la entrada, dependiente de la Casa Militar, impidió el ingreso de Muñiz luego de constatar que esa reunión no existía.

Tras discutir unos minutos con los efectivos, el hombre arrojó a través de la reja un maletín de plástico que termino dentro del edificio, y se fue caminando.

Los agentes llamaron a la Brigada de Explosivos de la Policía Federal, que le tomó una foto de rayos X al portafolio y constató que contenía una pistola Magnum 44 que, según se supo luego, tenía la numeración limada y no contenía balas.

Muñiz, un artesano originario del partido bonaerense de General Pinto, fue detenido a los pocos minutos en los alrededores de la Pirámide de Mayo, a escasos metros de la Casa Rosada.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, explicó que el hombre, que según fuentes allegadas a la investigación, suele trabajar por la zona, quiso “llamar la atención” para que lo recibieran las autoridades nacionales.

“Tiene un problema, de acuerdo a lo que él mismo dijo, esto habrá que confirmarlo, relacionado a que hace cuatro años no puede ver a su hija. Había pedido, entonces, un contacto con las oficinas de Justicia”, precisó.

Además, la ministra señaló que Muñiz tenía “una relación superficial con el PRO” y que ese era “el mecanismo que utilizó para pedir una entrevista con el Presidente”.

Comentarios