La empresa, propietaria junto a Turner de los derechos televisivos del fútbol argentino, desmintió que mantenga negociaciones con la firma Sportflix.

La empresa Fox Sports Latin América, propietaria junto a Turner de los derechos televisivos del fútbol argentino, desmintió ayer que mantenga negociaciones con la firma Sportflix, la nueva plataforma streaming especializada a transmisiones deportivas.

“Ante noticias publicadas en diferentes medios en la región, FOX Sports Latin America desmiente de forma categórica haber mantenido o estar actualmente en conversación o negociación alguna relacionada con nuestros derechos deportivos con la empresa Sportflix. No tenemos conocimiento alguno sobre esta empresa y no se ha entablado ningún contacto con la misma”, aclara un comunicado de prensa.

Fox adelantó que ya trabaja “conjuntamente” con los propietarios de los contenidos deportivos que conforman su programación para “tomar todas la acciones necesarias en pos de proteger a los productos de la piratería y el uso ilegal de los derechos”.

“Es importante señalar que la mayoría de las propiedades transmitidas por Fox Sports en América Latina son exclusivas y así permanecerán en beneficio de los 61 millones de suscriptores y hogares en 19 países que día a día nos eligen a través de nuestras múltiples plataformas de televisión o vía digital en la App de Fox Sports”, concluye.

Además de la Superliga de Argentina, Fox cuenta con los derechos de la Copa Libertadores, la Copa Sudamericana, la Liga de Campeones de la Concacaf, la Bundesliga, la NFL, MLB, WWE, UFC, Premier Boxing Champions, el Nascar, Rally Dakar, Formula 1, Fórmula E, Serie A italiana y la Champions League, entre otros.

Tanto como Fox y Turner ya están armando campañas para no permitir a los usuarios reproducir goles y partidos en las redes sociales, algo que pasa en otros países donde las transmisiones de deportes también son pagas.

Así las cosas el panorama, a semanas de que comience el torneo de primera división, sigue muy incierto con respecto a la televisación de los partidos.