Final histórico para un nuevo Dakar sudamericano

Finalizó la edición 2011, del Rally Dakar, tercera de manera consecutiva que se desarrolla en Argentina y Chile, una prueba que quedará en la historia del deporte mendocino.

Porque por primera vez en el rally más exigente del planeta, un piloto mendocino alcanzó un lugar en el podio, luego de que el “Colorado” Sebastián Halpern finalizara segundo en cuatriciclos, detrás de Alejandro Patronelli, segundo argentino en la historia que consigue ganar un Dakar luego del título obtenido por su hermano Marcos el año pasado. El polaco Lukasz Laskawiec completó el podio, totalmente copado por Yamaha.

En autos el título finalmente se le dio al qatarí Nasser Al-Attiyah, quien consiguió lo que venía buscando desde hace muchos años. 

Pero lo más destacado para nuestra provincia fue la actuación de la dupla compuesta por el sanrafaelino Lucio Álvarez y Antonio Beralde, quiense con su Subaru finalizaron decimoquintos en la general en su primera participación.

En motos el español Marc Coma conquistó su tercer Dakar, y en esta categoría otros dos mendocinos completaron una excelente tarea. Eduardo Pulenta y Robertino Patti, en su primera experiencia, finalizaron 45° y 82° respectivamente, cumpliendo con el gran objetivo planteado antes de la prueba: finalizarla.

Mientras que en camiones, el ruso Vladimir Chagin festejó su séptima corona.

Pese a la torrencial lluvia que se desató en medio de la ceremonia de premación, ayer miles de personas volvieron a darse cita en La Rural para despedir a los gladiadores que resistieron 9.500 kilómetros de desafíos durante las dos semanas del tercer Rally Dakar Argentina-Chile.

Se trató del más exigente recorrido desde que la competencia recaló en estas tierras en 2009, después de dejar África por la amenaza de atentados terroristas.

Prueba de la dureza que tuvo la prueba es que llegaron casi la mitad de los que largaron: sólo 204 máquinas de las 406 que habían dejado la rampa montada a los pies del Obelisco para iniciar una travesía de 13 etapas, que incluyó el cruce de los Andes, primero por el Paso de Jama, a 4.800 metros de altura, y luego por el de San Francisco, en el reingreso a la Argentina.

El Dakar 2011 comenzó a ser parte de los libros y el 2012 comenzó a quedar un poco más cerca, porque la competencia volverá por cuarta vez a territorio sudamericano el año próximo y, según indican, existen chances de que expanda su horizonte hacia otros países como Brasil, Bolivia y Perú, que se sumarían a los clásicos caminos de Argentina y Chile, ahora con la posibilidad de que la largada se realice desde Mar del Plata. 


Comentarios