Fin de la ilusión: el Lobo empató con Almagro y quedó afuera del Reducido

Gimnasia y Esgrima igualó 2 a 2 con el Tricolor, pero no pudo avanzar de fase por la ventaja deportiva que tenían los de José Ingenieros.

Gimnasia y Esgrima empató anoche como visitante frente a Almagro 2 a 2 y no pudo clasificar a las semifinales del Reducido de la Primera B Nacional debido a la ventaja deportiva que tenía el Tricolor por haber terminado más arriba en las posiciones. En la ida habían igualado 1 a 1 en el estadio Víctor Legrotaglie.

El Lobo jugó muy bien los primeros veinte minutos del partido. Tuvo la pelota, dominó el encuentro y abrió el marcador.

Leandro Aguirre tomó la pelota por derecha, enganchó hacia adentro y remató al arco. Su disparo se desvió en un rival y descolocó al arquero local, Horacio Ramírez.

A partir de ese gol, el Tricolor empezó a tomar las riendas del juego e inclinar la cancha. De hecho, Tomás Giménez, el arquero mensana, fue clave para que el empate no llegara rápido. Almagro se quejó minutos más tarde por un penal que el árbitro Hernán Mastrángelo no cobró. Fue una clara mano de Lucas Márquez.

A los 28 minutos llegó la igualdad de los locales mediante un penal que marcó Leonardo Acosta.

Los embates de los locales no cesaron. La potencia del Burrito Martínez complicó al fondo del Mensana que no le encontraba la vuelta.

Pero antes del entretiempo, una vez más el Lobo golpeó. Fue un penal que le cometieron a Lucas Baldunciel y que Patricio Cucchi cambió por gol a los 48 minutos de la primera mitad.

Lamentablemente, la ventaja a Gimnasia le duró poco. En el comienzo del segundo tiempo, a partir de una jugada de pelota parada llegó el nuevo empate. El arquero Giménez salió mal y Joaquín Susvielles aprovechó para anticiparse y cabecear para el 2 a 2. Después, el Lobo buscó el gol de la clasificación pero no encontró el camino y se quedó sin esperanzas.

La otra semifinal la jugarán Independiente Rivadavia y Sarmiento de Junín. La Lepra eliminó a Nueva Chicago y el Verde de Junín a Brown de Adrogué.

 

Comentarios