Felicity Huffman, envuelta en un escándalo con universidades de EE.UU.

La actriz de “Amas de casa desesperadas” fue condenada a cárcel y salió luego por una fianza. La acusan de fraude y sobornos para ubicar a hijos de millonarios en universidades.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a unas 50 personas, entre ellas las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin, de ser parte de un plan de fraude y sobornos de larga data para que sus hijos ingresaran a algunas universidades de renombre.

Hauffman y Loughlin, así como numerosos altos ejecutivos de importantes empresas, quedaron arrestados en una operación bautizada “Varsity Blues”.

Yale, Stanford, Georgetown, la Universidad de Texas, la del Sur de California, la de Wake Forest o la de California en Los Ángeles son solo algunas de las instituciones que eran parte del esquema.

Los fraudes ocurrían de dos formas diferentes, de acuerdo con los investigadores: se creaban sofisticadas estrategias para hacer fraude en los exámenes de ingreso, se sobornaba a entrenadores deportivos para que admitieran en la universidad a jóvenes que no tenían las aptitudes adecuadas como atletas

En una conferencia de prensa, el FBI alegó que el esquema de fraude abarcó todo el país y se extendió desde 2011 hasta febrero pasado.

Según los fiscales, durante ese periodo, los acusados desembolsaron más de US$25 millones para lograr que sus hijos ingresaran a estos centros de estudio de élite.

De acuerdo con las autoridades, la operación que reveló el caso es la mayor investigación en temas de educación en la historia del Departamento de Justicia: involucró a más de 200 agentes y conllevó al arresto de 50 personas en seis estados.

De acuerdo con el FBI, en el centro de la investigación está presuntamente el empresario William “Rick” Singer, quien se declaró culpable en la tarde del martes.

Singer gestionó los fraudes a través de su empresa Edge College & Career Network, un negocio de preparación para la universidad.

Comentarios