Fariña dijo que tentó a una empresa local en nombre de Lázaro Báez

El “valijero” dijo que le propuso a IMPSA ser subcontratista de Austral en la represa Néstor Kirchner. Fariña ejemplificó con esa obra los sobreprecios que financiaban la corrupción.

La declaración de Leonardo Fariña, signado como uno de los ejecutores del sistema de lavado de dinero proveniente de la corrupción, abrió una arista que involucra a una de las principales empresas mendocinas. Fariña dijo que, en nombre de Lázaro Báez, tentó a Industrias Metalúrgicas Pescarmona (IMPSA) para ser parte del negocio que planificaban para participar de la licitación de la represa Condor Cliff, que luego se rebautizaría como Néstor Kirchner.

Se trata de una de las obras públicas más grandes anunciadas por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y que ahora está suspendida.  El “valijero” describió cómo funcionaba el supuesto sistema de sobreprecios de las obras públicas para que luego se paguen coimas. Uno de los ejemplos que puso fue la represa Condor Cliff o Néstor Kirchner. Según él, la obra costaba 9 mil millones de pesos, pero en 2010 fue licitada por 16 mil millones. Allí es donde relata su contacto con IMPSA: dijo que estuvo en las oficinas de la empresa para ofrecerle a los representantes de Pescarmona ser una de las contratistas de Austral Construcciones. “En el año 2010 una de las obras a licitar era quince mil millones de pesos y el costo era nueve mil ochocientos. Este dicho, más allá de esbozarlo yo por mi presencia en la empresa... puede ser acreditada por la empresa IMPSA a quienes me presenté en sus oficinas para ofrecerles en nombre de Austral parte de la subcontratación del movimiento grueso de suelo”, relató el valijero.

impsa declaración fariña 1

Fariña no detalla si la reunión con los empresarios de IMPSA fue en algunas de las sedes mendocinas de la empresa o en Buenos Aires. Y también parece raro el ofrecimiento: dijo que le otorgarían los contratos de movimiento de suelo, algo que IMPSA no hace, pues no es una empresa constructora sino una metalúrgica que fabrica turbinas.

La represa Néstor Kirchner e IMPSA tiene una historia importante. La licitación que menciona Fariña fue ganada por una UTE integrada por la empresa mendocina, por un monto cercano a los $16 mil millones. La oposición denunció que había sobreprecios en ese presupuesto, algo que Fariña ahora repite.

Pero dos años después el Gobierno nacional anuló la licitación y volvió a realizarla, con valores muy por encima. IMPSA volvió a participar, pero se la adjudicaron a una UTE encabezada por Electroingeniería. Austral Construcciones quedó afuera, pero Lázaro ganó igual: los terrenos a inundar y expropiar son suyos.

Pescarmona quedó enfrentado con el Gobierno nacional y la emblemática empresa mendocina entró en crisis.

 

Comentarios