Evo está dispuesto a volver a su país si el pueblo se lo pide

Asimismo, Morales propuso la instalación un "diálogo nacional" como "única forma de parar" la crisis desatada a partir de las elecciones del 20 de octubre pasado.

El ex presidente de Bolivia Evo Morales afirmó ayer, 24 horas después de llegar asilado a México, que está dispuesto a regresar a su país si el pueblo se lo pide, con el objetivo de "pacificar" la nación andina, y desconoció la autoridad de su autoproclamada sucesora, la senadora Jeanine Áñez.

Asimismo, Morales propuso la instalación un "diálogo nacional" como "única forma de parar" la crisis desatada a partir de las elecciones del 20 de octubre pasado.

"Si mi pueblo pide, estamos dispuestos a volver para pacificar, pero es importante el diálogo nacional", dijo el ex mandatario en conferencia de prensa.

"Qué bueno sería un diálogo nacional, planteado desde aquí, abierto sin ser con agenda abierta, que participen (grupos) cívicos, políticos que han perdido las elecciones, movimientos sociales de los distintos sectores", agregó.

Morales advirtió que "va a ser difícil parar esta confrontación" y advirtió que "las balas no paran las marchas, no paran la insurrección, la rebelión de los pueblos", por lo que recomendó: "La única forma de parar es que nos sentemos a dialogar".

El ex presidente llamó a sus partidarios a no entrar "al juego de la derecha, que es la violencia", y pidió a las fuerzas armadas y de seguridad que "no se manchen con la sangre del pueblo".

Comentarios