Europa baila cumbia de la mano de Gambeat

El bajista de Radio Bemba realizó una gira junto al DJ mendocino Leo Martínez. En 2018 habrá mucho más.

Por Nicolás Estrada

Los kilómetros no son un impedimento para uno de los bajistas consagrados a nivel mundial. Mientras Manu Chao descansa de sus actuaciones oficiales junto a Radio Bemba, Gambeat utiliza su tiempo libre para darle curso a la iniciativa DJ en la que incursiona desde hace tiempo. En esta ocasión se juntó con el mendocino Leo Martínez, de Estanzuela Sound System, para realizar una minigira denominada #CumbiaLibertad por distintos lugares de Europa.

El recorrido comenzó hace menos de un mes y luego de una serie de presentaciones por separado ambos se volvieron a juntar el pasado fin de semana para actuar en Lannemezan (Francia) y Barcelona. Cerca de 500 kilómetros separan a los dos sitios que se unieron bajo el Sound System para hacer bailar a los asistentes con combinaciones de sonidos que abarcan distintos estilos.

El eje de la gira se basó en mezclar la cumbia latina no convencional con salsa, tango, vallenato, electrónica, reggae, hip hop, chacarera y más. Público de todas partes del mundo se encendió con el ritmo caliente que propusieron los artistas y las pistas de baile tuvieron que extender sus horarios hasta altas horas.

El legendario bajista que toca desde hace años junto a Manu Chao y el DJ mendocino, que también tuvo participaciones con el francoespañol y Karamelo Santo, ofrecen una novedosa propuesta que ha sido aceptada por los seguidores. La idea es realizar una nueva gira en 2018 que dure aproximadamente un mes y abarque distintas regiones del Viejo Continente. Mientras tanto, ambos seguirán incursionando en ritmos y sonidos que serán combinados en la próxima vuelta.

Romper el mito o cómo producir música.

Dedicarse a la música significa un desafío arriba o debajo del escenario. La visión del éxito generalmente está en Buenos Aires y los aniquiladores de sueño suelen acobardar a los jóvenes entusiastas que buscan cumplirlo.

Si bien es sabido que en Europa no triunfa todo el mundo ni la vida es color de rosas, la perspectiva cultural para cumplir un sueño suele tener otro engranaje. Yvan es francés y vive en un pequeño pueblo en los Pirineos que no llega a los cinco mil habitantes. Decidió que su destino era la música y también eligió su pueblo para concretar sus ambiciones.

“Decidí que quería hacer música, porque me encanta y porque creo que también es bueno que exista un lugar para la juventud en Lannemezan (su pueblo)”. Yvan explica su compromiso como productor musical sentado en una de las mesas de “La Niche À Bières” (El nicho de las cervezas), su bar, donde se presentó Gambeat y Estanzuela Sound Sistem.

Como productor organiza “dos o tres presentaciones por mes”, trayendo artistas Franceses y de cualquier punto de mundo. Además, produce el festival Saute Mounton, donde decenas de bandas se presentan en plena primavera francesa durante tres días. Todas las presentaciones son gratuitas, “es un servicio para el cliente y un gusto que yo tengo de ofrecer música” explica orgulloso. En un pequeño paraje de los pirineos, para menos de cinco mil personas, sin las herramientas que parecen fundamentales, sin el famoso “aparato”, un hombre eligió la música para vivir y demuestra que se puede.

Comentarios