Eugenia evoluciona bien y no tiene daño en el sistema respiratorio

Sigue en terapia intensiva, pero no han detectado daños en el bulbo raquídeo; siguen las cadenas de oración.

Eugenia Alaniz sigue dando pelea para mejorar su salud y según el parte médico la joven ha evolucionado favorablemente, porque está despierta, orientada,  y con los parámetros respiratorios estabilizados.

Según los médicos son buenas señales porque no se notan daños en el “bulbo raquídeo”, el sector que controla, entre otras cosas, el mecanismo de la respiración.

Eugenia sufrió un accidente el viernes pasado en la pileta del gimnasio número 1 de Capital, cuando en un entrenamiento de rutina se tiró a la pileta y se golpeó, dañándose la médula espinal. La lesión en la médula se produjo por “flexión de la cabeza sobre el tronco”.

El neurocirujano Andrés Barbosa es quien conduce el equipo interdisciplinario que está atendiendo a Eugenia. La joven aún está en terapia intensiva del hospital Central y aseguran que aún es apresurado hablar de las secuelas que pueda tener. Por ahora la consecuencia de la lesión es que Eugenia no tenga sensibilidad ni movilidad en sus brazos y piernas.

Luego del accidente la familia y los amigos comenzaron una campaña de oración a través de las redes sociales en un caso que conmueve a Mendoza.

Comentarios