Referentes de una asociación de defensa del consumidor indicaron que esperan con expectativa la decisión de la justicia que podría anular los aumentos en la tarifa de gas.

Los jueces de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza, Roberto Julio Naciff y Raúl Fourcade, convocaron a una audiencia a representantes del gobierno nacional, el Enargas, Ecogas y la asociación local de defensa del consumidor Protectora para escuchar los argumentos por los que se efectuaron los últimos aumentos en la tarifa del gas.

Según manifestó uno de los referentes de la Asociación son muchas las chances de que la justicia haga lugar al pedido de considerar abusivos los aumentos. Es que para Protectora, la justicia de Mendoza ha actuado en consecuencia ante reclamos anteriores dictando la nulidad de los aumentos tarifarios en el gas.

Pero además de lo que pueda determinar la justicia, desde Protectora afirman que el pedido de nulidad del actual cuadro tarifario correspondiente para Mendoza cuenta con el apoyo de distintas fuerzas políticas, gremiales como la CTA y el CEC y de dos intendentes del Valle de Uco, el de San Carlos, Jorge Difonso, y de Tunuyán, Martín Aveiro. El único en disidencia es el jefe comunal de Tupungato.

Actualmente son dos las causas activas que pueden ser decisivas para a la hora de poner un freno a los aumentos de las tarifas de gas y son la causa en Mendoza de Protectora contra Enargas y la causa de Cepis contra Enargas en Buenos Aires.

Según Protectora, estas denuncias dejan al descubierto que la estrategia del gobierno nacional, a través del Ministerio de Energía, es llevar el precio del gas en boca de pozo a USD 7.60 cuando en la actualidad el valor del mercado real es de USD 3.50. De este modo se estaría trasladando al usuario el costo de las inversiones en obras de infraestructura que debería hacer la empresa.

Entre el grupo de personas que acompañaron el reclamo se encontraba el abogado Marcelo Romano, quien representa a clientes de Ecogas del Valle de Uco. Romano manifestó que hay personas que solo cobraba una pensión de $2000 y había recibido una boleta de gas por $4000.

Además, el abogado dijo que todos reconocen que ha habido un desmanejo en cuanto a la política energética del país por más de diez años, pero que esto no habilita a que la gestión actual siga hablando de la herencia recibida ni que se actualicen las tarifas de los servicios como el gas a un costo que se vuelve insostenible para muchas personas.

“Lo que se está pidiendo también hoy es que el gobernador de la provincia se comprometa a que Mendoza sea incluida en una zona fría tal como sucede con La Pampa o las provincias de la Patagonia. Porque hoy nos quieren hacer pagar como si viviéramos en el norte de la provincia de Buenos Aires cuando aquí las estufas están prendidas casi todo el día por las bajas temperaturas”, concluyó Romano.