Estefanía, la esperanza de Las Heras

La joven, de 22 años, representó a La Cienaguita en “Las Heras, bajo un sol íntegro”. Cursa el cuarto año de Licenciatura en Administración de Empresas

Por Sofía Fernández

Estefanía Castañeda Roggerone, una preciosa rubia de 22 años, es la esperanza de Las Heras en la Fiesta Nacional de la Vendimia. Representó a La Cienaguita en  “Las Heras, bajo un sol íntegro” y está a punto de recibirse de licenciada en Administración de Empresas. Estefanía, una soberana que ama sus caballos y sueña con fomentar el turismo interno.

Estudiás Licenciatura en Administración, ¿por qué elegiste esa carrera?

Mi hermana mayor estudió administración y entonces tenía ese ejemplo y de escucharla y verla apasionada me contagió. Decidí estudiar administración y no me arrepiento porque definitivamente es lo mío.

¿Por qué quisiste ser reina?

Mucha gente me venía diciendo. Ya estaba en mis ideas presentarme pero sentía que me faltaba experiencia, que es fundamental. Necesitaba conocer más, madurar, crecer a nivel personal. Como yo siempre estuve metida en esto de la danza, pensé que la experiencia era importante, y decidí que este año era el correcto. Este año nadie fue a llamarme, yo fui.

¿Cuál es la actividad que más te gusta hacer?

Soy bailarina, es mi hobby. Pero si tengo que elegir una actividad puntual, sería andar a caballo. Amo mis caballos, son parte de mi familia.

¿Qué le cambiarías a tu departamento?

No  le cambiaría nada. Me gustaría ayudar en las necesidades que pueda detectar, estoy en búsqueda de eso. Estoy trabajando en conjunto con el Intendente para ver cuáles son esas necesidades. He estado viendo hogares y comedores que me gustaría visitar, que los niños no pierdan esa alegría que los caracteriza. La gente entiende que la reina es un intermediario, por eso quiero ayudarlos.

¿Qué es lo que más te gusta de Las Heras?

Estoy muy orgullosa de los circuitos turísticos: Aconcagua, Puente del Inca, Las Bóvedas, Villavicencio, tenemos mucho para dar. Hay mucho para hacer, me gustaría apuntar a incentivar el turismo interno. Hay mucha gente que vive en Las Heras y no conoce el departamento.

¿Un vino?

Me gusta mucho el Chardonay y el Malbec.

¿Cuál es tu sueño?

Vivo el día a día, disfruto mi vida. Quiero ser feliz y hacer feliz a la gente que me rodea. La felicidad está en los detalles, comparto un asado con mi familia y soy feliz, estoy con mis caballos y soy feliz. Creo que el tema de la felicidad puede transmutar.

De niña, ¿cuál era tu juego favorito?

El elástico, nos pasábamos las horas en el colegio Patricias Mendocinas jugando con mis compañeras. La señorita nos retaba, nos decía que nos íbamos a caer, pero la verdad es que me encantaba ese juego.

¿Un libro?

Estoy leyendo la Divina Comedia de Dante Alighieri. No he terminado de leerlo, pero hasta ahora es mi libro favorito.

¿Qué música escuchás?

Me encanta la bachata. Romeo Santos me gusta, pero el mejor es Juan Luis Guerra.

Con respecto a las redes sociales, ¿qué red social preferís y por qué?

Tengo Twitter, Facebook e Instagram. Me gusta mucho Twitter porque te enterás de todo ahí en el momento, soy bastante curiosa. A Twitter le dedico mucho tiempo.

¿Cómo te definís?

Como una persona comprometida con la realidad mendocina, por eso estoy acá. Más allá del reinado y de las experiencias lindas me gustaría colaborar con Las Heras y Mendoza, porque el Turismo está en auge, y creo que es un pilar fundamental para la economía regional.

¿A qué tema le darías prioridad en tu trabajo como reina?

A la salud, porque es fundamental. Sin salud no podés hacer nada. La salud te da la energía. Si tuviera que mejorarle algo sería las coberturas específicas de algunas obras sociales que no cubren ciertos medicamentos o tratamientos. Falta un poco por ahí, hay gente con determinadas enfermedades que luchan por conseguir un remedio o tienen que viajar para operarse. 

Comentarios