Esperan que la declaración de Mendoza sea histórica para la región

La “Declaración de Mendoza” que firmarán hoy los presidentes del Mercosur y también el documento de la Unasur que se emitirá después pueden ser una bisagra en la región, en cuanto a la defensa de la democracia.
Es que los presidentes harán una fuerte defensa del Gobierno destituido de Fernando Lugo y pedirán la restitución de la institucionalidad. Para ello, suspenderían a Paraguay del Mercosur, en una medida que sólo abarcaría sanciones políticas. Así, Paraguay dejaría de tener representación en el Bloque y tampoco tendrá voz ni voto en el Parlasur. Pero, según aclararon, no habrá sanciones económicas de ningún tipo, como bloqueos. “No vamos a tomar ninguna medida que pueda afectar al pueblo”, aseguraron.
Ayer los cancilleres debatieron durante todo el día los detalles del documento que firmarán los presientes hoy sobre el mediodía. Pero hubo debates de todo tipo.
El canciller argentino Héctor Timerman confirmó que “no se contempla la posibilidad de expulsión de un estado miembro” en referencia a Paraguay, y agregó que por el momento “se ha aplicado la cláusula democrática hasta que se reúnan los presidentes mañana (por hoy) y determinen qué rumbo seguir”.
El otro aspecto importante que se debate en Mendoza tiene que ver con las relaciones comerciales en la región, uno de los temas que a la provincia también más le interesa. Ayer aseguraron que no se aplicará un arancel general, sobre todo a pedido de Uruguay. Pero sí podría haber acuerdos bilaterales entre Argentina y Brasil para tener políticas arancelarias comunes. En realidad es uno de los temas más espinosos en la relación de ambos países. El gobernador Francisco Pérez dijo que hay negociaciones avanzadas para que se destraben algunos frenos que tienen productos mendocinos para ingresar a Brasil, entre ellos el vino.
Mientras las actividades oficiales se concentraron en el hotel Intercontinental, en el estadio Vicente Polimeni cerró la Cumbre Social. Finalmente ninguno de los presidentes estuvo en el lugar, como se había especulado. Y la militancia kirchnerista copó gran parte de ese acontecimiento. El cierre estuvo a cargo de la ministra de Desarrollo Social, quien pidió “militancia” para contrarrestar al “fundamentalismo de mercado” (ver página 6).
Hoy se espera que en el Polimeni se realice un acto particular: el presidente de Bolivia Evo Morales recibirá a la comunidad de residentes de su país, tal como se esperaba.

Comentarios