Escándalo en Casa de Gobierno: detuvieron a una mujer por “insultar” Pérez

El gobernador Francisco Pérez se reunió con sus pares de La Rioja, Luis Beder Herrera, y de San Juan, José Luis Gioja.
La cumbre se hizo para firmar un acuerdo vitivinícola, pero ocurrieron muchas más cosas que ese acto protocolar.
Con esos actores, el tema minero no pudo ser eludido. Pero pasó un imprevisto. Luego de una de las actividades protocolares encabezadas por Pérez, una mujer se acercó y cuestionó al gobernador, y le pidió, según ella, que no avanzara con la minería. Pero la versión de los allegados al mandatario es que hubo insultos.
Algunos minutos después la policía detuvo a la mujer, que identificaron como Elena Ríos. Los oficiales, que serían parte de la custodia del Gobernador, le pidieron los documentos y, según explicaron a un periodista de Radio Nihuil, la detuvieron por haber insultado al Gobernador. A la protagonista del hecho se le inició una causa en el Primer Juzgado de Faltas por haber “insultado la investidura del Gobernador”. Antes de ingresar al patrullero, la mujer negó haber insultado. “Le dije que no avance con la minería. Dicen que le dije basura, pero no es cierto. Simplemente le dije que estaba en contra de la minería”, aseguró. El coordinador de Gabinete, Eduardo Bauzá, aseguró que la mujer le dijo a Pérez “cerdo de mierda”.
Antes de que se iniciara la reunión, se había generado polémica. Las organizaciones defensoras del ambiente de la provincia declararon como “personas no gratas” a José Luis Gioja y a Luis Beder Herrera. A Gioja lo cuestionan por haber comparado con los nazis a quienes se oponen a la minería. Y al gobernador riojano lo acusan de haber cambiado de opinión respecto a la minería y de no dar respuesta a los reclamos de los pobladores de Famatina.
“Para la asamblea Popular por el Agua, los gobernadores José Luis Gioja y Luis Beder Herrera son personas no gratas en nuestra provincia. Más allá de los convenios que puedan firmar referidos a nuestras industrias principales como lo es la vitivinicultura, la presencia de estos verdaderos personeros de las corporaciones de la megaminería internacional generan preocupación y rechazo en nuestras Asambleas Mendocinas”, explicaron a través de un comunicado.
Con todo ese contexto, el acuerdo firmado para destinar el 30 por ciento de uva a la producción de mosto pasó casi desapercibido.

Comentarios