Entre Quino, Caloi y Fontanarrosa

Como quien no quiere la cosa, nuestro amigo Mariano Ruszaj, el lápiz mágico que nos acompaña desde los inicios de lo que fue el Diario Vox Populi y este Diario Vox, me comenta que material de su producción está en el Centro de la Historieta y el Humor Gráfico, de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, en Buenos […]

Como quien no quiere la cosa, nuestro amigo Mariano Ruszaj, el lápiz mágico que nos acompaña desde los inicios de lo que fue el Diario Vox Populi y este Diario Vox, me comenta que material de su producción está en el Centro de la Historieta y el Humor Gráfico, de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, en Buenos Aires.

Un reconocimiento que nos toca a todos, y no podemos pasar por alto. En su blog en Google Plus, donde el “Ruso” publica todos sus materiales (lo buscás directamente como “Mariano Ruszaj”) señala: “Si van a Buenos Aires y pasan por el Centro de la Historieta y el Humor Gráfico Argentino, van a poder ver algunos de mis trabajos realizados para Diario Vox… El mes pasado me contactó Judith Gociol (representante del Centro, y autora del libro “La historieta argentina: una historia”). Ella visitó Mendoza a principios de noviembre para poner en marcha “Mafalda en su sopa” en el Parque Central (la muestra va a estar hasta el 9 de diciembre en Sala Anexo del MMAMM), y ahí me pidió si podía donar algo de mi producción para agregar en el archivo... Así que, entre bocetos, caricaturas y dibujos, les entregué algunos originales de mis viñetas publicadas en el Vox, junto con un par de diarios, donde se pueden ver las viñetas publicadas... Es un gran reconocimiento para mí. ¡Y una gran alegría!”. Para vos Ruso y para todos nosotros, los que hacemos el Vox, también.

El portal oficial de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno (ubicada en la calle  Agüero 2502 de la Ciudad de Buenos Aires) destaca: “El Centro de Historieta y Humor Gráfico Argentinos adquiere, identifica y colecciona para su preservación, conservación, estudio, valorización y difusión, la producción historietística y humorística argentina como parte sustancial de la riqueza cultural de nuestro país. Es el único fondo documental público y nacional abarcativo de toda la producción histórica de estos medios y lenguajes en la Argentina”.

Entre otros archivos y colecciones personales se destacan los de Eugenio Zoppi, Alberto Romero, Alberto Broccoli, Adolfo Mazzone, Alberto Cognigni, Alejandro Del Prado (Calé) y Rubén Sosa, así como la revista Hortensia, guiones de Héctor Oesterheld, la biblioteca de Carlos Trillo y el archivo de trabajo del historiador del humor argentino Enrique Vázquez Lucio (Siulnas).

“A la publicación en el blog de Google Plus le iba a poner de título ‘Entre Quino, Caloi y Fontanarrosa’, como parafraseando nuestro segmento ‘Entre la información y la informalidad’. Pero me pareció excesivo” me comenta nuestro Ruso. No te preocupes, nosotros lo hacemos.

 

Comentarios