Los fans de Elvis llegan a la estación central antes de abordar un tren hacia el ‘Parkes Elvis Festival’, en Sidney (Australia).