El transporte de cargas afronta la mayor suba de costos desde 2002

En diez meses el costo del transporte de cargas de Mendoza se incrementó en un 48% presionado por las subas de combustibles, el precio de los neumáticos y el aumento en los costos salariales.

Según el informe estadístico elaborado por Economic Trends para la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (APROCAM), el sector autotransportista de la provincia está atravesando una situación más que preocupante debido a que sus costos operativos resultan hoy un 48% más caros que a principios de año (de $26.57 en enero a $39.36 en octubre) mientras que en el acumulado de doce meses la suba alcanza al 61%.

El panorama coincide con los datos relevados por Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) que advierten que en octubre de este año los costos subieron un 2,97% en comparación al mes anterior, acumulando un 50% de aumento desde enero y con una proyección a noviembre equivalente al 57%. Según FADEEAC, esto representa la mayor variación de costos desde el año 2002 cuando el país atravesaba una fuerte crisis económica y social.

Los datos resultan más que relevantes si se tiene en cuenta que el transporte es una de las variables con gran incidencia en la formación de precios de casi todos los productos que consumimos y del mismo modo representa entre un 5 y 8% del costo de logística de las exportaciones.

Al respecto, Daniel Gallart, flamante presidente de APROCAM, quien asumió al frente de la organización el pasado 24 de octubre, reconoció que la situación del sector es complicada porque presenta un escenario con bajo nivel de actividad de cargas y fuerte aumento de los costos que resultan imposibles de trasladar al precio de los fletes. Lo que resulta en una caída del nivel de actividad que en general se ubica por debajo del 60%.

Según Gallart, entre las variables que más influyen en la estructura de costos de una empresa mediana poco más de un tercio corresponde al precio del combustible Diesel, que desde enero a la fecha acumula un 84% de aumento, otro tercio ocupa el costo laboral, con una paritaria que entre junio de 2018 y 2019 totalizará una suba salarial del 40.5% y bastante más atrás con un 8% aparece el costo de los neumáticos.

En este marco de baja rentabilidad y altos de costos la pregunta que surge es hasta qué punto resulta rentable mantener un camión en la ruta. Al respecto Gallart dijo que se puede seguir trabajando por debajo del costo pero eso implica comerse el camión, la utilidad, las amortizaciones, etc. “Yo he pasado por ambas situaciones en las que por defender la tarifa me he quedado sin trabajar y después los costos fijos me pasaron por encima, y también, he tenido que salir a trabajar por debajo del costo. El problema se agrava cuando estas situaciones se extienden en el tiempo”.

En cuanto a las expectativas de poder recuperar el nivel de actividad con un dólar alto Garrat dijo afirmó que no alcanza con una devaluación y que la historia del país ha demostrado que las devaluaciones sucesivas no mejoran la competitividad. “Las devaluaciones cada vez duran menos porque rápidamente las subas del dólar se trasladan a precios y en menos de un año estamos igual que antes. Desde mi punto de vista las devaluaciones no sirven para nada y la forma real de trabajar sobre el sector es bajando los costos lo que implica eliminar muchas cosas que a lo largo de los años nos han ido poniendo en la ventanilla del camión”, cerró.

 

Comentarios