El Tomba hace historia en la Sudamericana

Godoy Cruz Antonio Tomba continúa escribiendo páginas inolvidables en su historia.
Anoche, por primera vez, el Tomba logró clasificar a los octavos de final de un torneo internacional, tras empatar 0 a 0 en el Malvinas Argentinas con Lanús, para avanzar a una nueva instancia en la Copa Sudamericana 2011.
En la primera mitad de este año, el Expreso hizo historia al disputar por primera vez la Copa Libertadores de América, pero su paso, pese a un buen rendimiento, fue corto y se quedó en la primera fase.
Sin embargo anoche, con la tranquilidad de haber igualado 2 a 2 en el juego de ida la semana pasada, el Bodeguero jugó con tranquilidad y logró el histírico pasaje a octavos.
Ahora Godoy Cruz se medirá en octavos ante el vencedor de la llave que disputan Deportivo Anzoátegui de Venezuela y Universitario de Perú. En la ida, el conjunto peruano se impuso 2 a 1 como visitante y la revancha será el próximo miércoles en tierras incaicas.
Con los dos goles de visitante como ventaja, el Tomba salió a jugar tranquilo y le cedió la iniciativa a Lanús, que debía marcar sí o sí para tener chances.
La más clara del primer tiempo la tuvo el “Tanque” Pavone a los 29 minutos, pero su remate fue tapado primero por Torrico, y en el rebote, el ex delantero de River hizo estrellar el balón en el travesaño. Antes, el arquero tombino había sido exigido de cabeza tras un córner.
Del Expreso se vio muy poco, y sólo para rescatar queda una situación a los 35, cuando Voboril cambió de frente, Villar envió el centro y Ramírez no pudo concetar bien de cabeza.
En el complemento el visitante continuó teniendo la iniciativa, pero no podía penetrar a un Expreso que se había metido demasiado atrás.
Sin embargo, el ingresado Leandro Caruso tuvo una clara, pero tras eludir al arquero se quedó sin ángulo y definió débil a los 15. Dos minutos más tarde, Rojas probó de larga distancia pero esta vez, al contrario de lo sucedido en el partido de ida, su remate no fue tan preciso y encontró bien parado a Marchesín.
A los 30, el uruguayo Regueiro exigió de media distancia a Torrico, que nuevamente respondió de manera correcta para ratificar que tenía una gran noche y era la figura del conjunto mendocino. Otra vez Regueiro lo perdió, esta vez en el área, pero su media vuelta se fue muy cerca del palo.
Con un Lanús jugado y con más espacios, el Tomba tuvo situaciones pero no lo supo definir.
Sin embargo, el empate sin goles fue el mejor triunfo para Godoy Cruz, que continúa escribiendo su nombre a nivel internacional.

Comentarios