Buscarán el archivo de 78 resoluciones y pedidos de informes del año pasado. Equidad de género en listas y desafectación de funcionarios, entre los nuevos temas.

El Senado provincial abre el periodo de sesiones extraordinarias con el mandato de limpiar su agenda de pendientes de 2017, un mecanismo considerado como indispensable para dar lugar a una nueva batería de reformas que prevé el Gobierno para su segundo bienio de mandato. Con un cronograma nutrido, el oficialismo apelará a un acuerdo con la principal minoría justicialista para lograr el archivo de 78 resoluciones con temas tan variados como el pedido de informes a otros poderes del Estado y proyectos de leyes sin consenso. También deberán hacer frente a algunos temas no superados antes del receso.

Imitando a los antiguos deshollinadores, los senadores tendrán a su cargo la tarea de “limpiar el conducto” legislativo, eliminando los proyectos antiguos. Se destacan entre éstos una larga lista de resoluciones, pedidos de informes y hasta proyectos de ley que no tuvieron una evolución favorable, ya sea por errores en su formulación o por falta de acuerdos mínimos para su tratamiento en las comisiones encargadas de su evaluación.

En una lista original de 78 pedidos de archivo se encuentran temas tan variados como el repudio a que los ministros de la Suprema Corte de Justicia viajen en primera clase, denuncias de mal desempeño de funcionarios, pedidos de informes a la DINAF, consultas sobre recursos humanos del Estado, y hasta la declaración de la necesidad de reformar la Constitución provincial. Éste último, un proyecto que no contó con el apoyo de los dos tercios en ambas cámaras y obligó al oficialismo en su plan de buscar la reelección de Alfredo Cornejo.

También se destacan algunos proyectos de leyes con temáticas tan variadas como la traducción al sistema Braile de todas las leyes, decretos o reglamentaciones que emiten los tres poderes, con la finalidad de facilitar la actualización de personas con discapacidad visual; o la solicitud de quea los vecinos de la localidad de Monte Comán se les reconozca la autonomía distrital.

En lo que respecta a los nuevos temas para 2018, el Senado iniciará sus sesiones priorizando la agenda autóctona, ya que aún no se ha hecho patente el nuevo paquete de reformas anunciado por el Ejecutivo para los fueros de familia y laboral.
Entre las prioridades se destacan dos proyectos, uno de los cuales busca establecer un régimen especial para “la fabricación, importación, reutilización, reciclado y disposición final de los envases plásticos de alimentos y/o bebidas para consumo humano, para prevenir o reducir su impacto sobre el ambiente”; y un segundo que insiste con la necesidad de avanzar en fórmulas de equidad de género en la conformación de listas partidarias, de cara a las elecciones de 2019.

Otro tema insoslayable es potenciado por senadores del justicialismo, quienes buscan la desafectación del actual subsecretario de Trabajo Alejandro Jofré, por la reiteración de denuncias de acoso en su contra, por el tiempo que se extienda dicha investigación.