El proyecto que buscó limitar el alcohol en los boliches y que está cajoneado

La norma elaborada por Guillermo Pereyra, hace ya tres años, vuelve a salir a la luz luego de que Mendoza lamentó 14 muertes relacionadas a la alcoholemia.

Catorce personas murieron este año, en su mayoría jóvenes menores de 30 años y también adolescentes, en tragedias viales en las que estuvo involucrado el alcohol al volante.

Las últimas tres muertes de mujeres jóvenes fueron de gran repercusión pública, y pusieron en debate la Tolerancia Cero, una reforma a la ley de tránsito que legisladores del oficialismo conversan con familiares de víctimas, pero sin mayores avances.

Se trata de impedir totalmente que los conductores de automóviles circulen con hasta los 0,5 gramos de alcohol en sangre permitidos hoy. La tolerancia es cero, según esta visión. Pero la idea chocó con la industria del vino, y con el propio gobernador Alfredo Cornejo, que a cambio propone penas muy duras y cárcel para los conductores ebrios, más multas proporcionales al valor del vehículo que conducen.

Al respecto, el gobierno lanzó controles viales por el Día del Amigo desde el jueves y hasta el sábado. Lo cierto es que desde las cero del viernes hasta la mañana del sábado hubo 537 infracciones, y tres personas con alcoholemia positiva.

En medio de toda esta discusión, volvió a la luz un proyecto del diputado del FR Guillermo Pereyra, que propone liberar el horario de ingreso a los boliches (para que los jóvenes no corran), limitar el horario en que se puede expender alcohol en los locales de diversión, y que haya “dispensers” gratuitos de agua, entre otras recomendaciones. Sin embargo, el proyecto está cajoneado en la Legislatura.

“El problema es que se juntan en las casas, toman, manejan rápido para no quedarse afuera y encima a veces no entran. El problema se complica más ahí todavía, porque siguen conduciendo alcoholizados y siguen consumiendo en otros lugares”, comenzó Pereyra.

“Si vos lo dejás que ingrese, ya sabés que está ahí. El tema pasa por cortar dos horas antes el expendio de bebidas alcohólicas y que haya dispensers de agua gratuita”, añadió el funcionario.

Además, el proyecto contempla la regulación el trabajo de las empresas de seguridad en los locales bailables: “Se contemplaba que estuvieran identificados en la noche y regulados por el Ministerio de Seguridad. Entonces va a haber más control y toda la gente que ingrese sabría con quién está tratando”.

Por último, el legislador manifestó que a “pesar de que en su momento no se trató, ahora no tendríamos ningún problema en apoyar algo que pueda mejorar a cuidar la vida de los mendocinos”.

Comentarios