El PJ recibe hoy a las entidades vitivinícolas

Hay un apuro creciente entre los productores y elaboradores. Los 300 millones de vino que quedaron de 2018 deberían ser vendidos en el exterior.

Por Jorge Fernández Rojas

Hay un apuro creciente entre los productores y elaboradores. Los 300 millones de vino que quedaron de 2018 deberían ser vendidos en el exterior. Esa es la idea primaria que moviliza a los dirigentes del sector, que hoy se reunirán con los parlamentarios peronistas para plantear el estado de tensión que crece.

Lo consecuente es la iniciativa oficial de destinar mil millones de pesos para la compra de ese vino y colocarlo en el mercado exterior. Es lo que se llama Plan Plurianual de Estabilización Vitivinícola, que está en ciernes en el Gobierno para ser enviado a la Legislatura.

Ese plan contiene lo que se conoce entre los interesados como el Fondo Anticíclico del Vino que se consolidaría con ese dinero estimado por el ministro Economía Martín Kerchner.

Dado este panorama desde el sector esperan que se genere un consenso que destrabe el primer obstáculo que es la salida del vino excedente antes de iniciar la cosecha 2019.

Pero hay preguntas sin responder que persisten en este tiempo: ¿Quién comparará el vino? ¿Mendoza Fiduciaria? ¿A un precio menor del mercado? ¿El Gobierno será el “dueño” del vino excedente? ¿Y si no se vende el vino, el Estado deberá guardar ese vino? ¿Dónde?

Comentarios