El momento dramático de las personas electrodependientes en el apagón

Si bien no hubo que lamentar casos fatales muchas personas pasaron horas de enorme incertidumbre y desconcierto durante el corte de electricidad del domingo pasado.

El nombre del film australiano “El día que vivimos en peligro” podría ser el título perfecto para describir la angustiante situación que tuvieron que pasar miles de personas con familiares electrodependientes en todo el país durante el apagón del domingo. Según datos del registro nacional de personas electrodependientes, hay en el país unas 10.000 personas en esa condición aunque desde la Asociación destacan que aún faltan registrarse muchos más.

Las personas electrodependientes se encuentran amparadas por una ley que establece que las empresas están obligadas a brindar un servicio eléctrico estable y gratuito a los beneficiarios y a garantizar en el caso de un problema un grupo electrógeno o equipamiento adecuado.

Mauro Stefanizzi, presidente de la Asociación Argentina de Electrodependientes y papá de Joaquín, que necesita estar conectado las 24 horas a una máquina concentradora de oxígeno para vivir, contó que el domingo vivieron horas de muchísima angustia. “Pensamos que podía ser algo de la casa, después nos enteramos que afectaba a todo el barrio y a los pocos minutos teníamos muchísimos mensajes en nuestro grupo de Whatsapp y en las redes sociales con la noticia de que era en todo el país. Ahí empezó a jugar el factor psicológico y la desesperación de darnos cuenta de que era algo muy grande. La respuesta que tuvimos de Edesur es que se trataba de algo inédito, lo que es una respuesta que no te tranquiliza ni te permite dimensionar cuál es el problema. Más cuando uno es consciente de que la batería de un respirador dura una cierta cantidad de horas y que hay equipos que no tienen autonomía”.

A falta de un protocolo y en medio de mucho desconcierto, desde la Asociación intentaron coordinar acciones con municipios y organizaciones civiles aunque reconocen que por la magnitud del corte su participación fue menor y que muchos casos en los que no se pudo conseguir un grupo electrógeno. En ese sentido Stefanizzi contó que hubo personas que se descompensaron y tuvieron que ser trasladadas a hospitales como también se supo que hubo casos de personas que fueron a hospitales en los que el grupo electrógeno no funcionaba o en los que directamente no había.

Consultado de si la respuesta de las autoridades le resultaba convincente y si cabe la posibilidad de accionar legalmente Stefanizzi dijo: “Hemos convocado a una reunión extraordinaria para trabajar en primer lugar en un protocolo de acción y luego solicitar una lista de todos los hospitales o instituciones que tengan grupo electrógeno funcionando. Se decidirá de manera conjunta si cabe iniciar alguna acción y habrá que ver de quién es la responsabilidad, si de las distribuidoras, las transportadoras o las generadoras. A partir de allí creo que las empresas tendrán que responder penalmente por dejar a un país sin luz.

Contacto de la Asociación Argentina de Electrodependientes: 011 - 42827463 - info@oficial-aaded.org

Comentarios