El kirchnerismo aprobó el polémico ascenso de militares

El Senado aprobó ayer el ascenso del jefe de Inteligencia del Ejército y de otros 300 militares en una sesión que estuvo a punto de naufragar por falta de quórum.

 

Esto se debe a que 36 votos oficialistas (contra uno de la oposición y cuatro abstenciones) avalaron el pliego de ascenso del ahora general de división César Milani, jefe de Inteligencia del Ejército, quien fue objetado por legisladores opositores por su presunta participación en el alzamiento carapintada de 1987. 

La sesión, que fue la última del año, tuvo dos hechos clave. En uno de ellos el oficialismo pidió postergar el comienzo porque no conseguía el quórum propio, por las ausencias de los senadores Adolfo Bermejo (Frente para la Victoria - Mendoza), César Gioja (Frente para la Victoria - San Juan) y Elida Vigo (Frente para la Victoria - Misiones). Otro momento de tensión ocurrió antes de la votación, cuando la abstención de los opositores estuvo a punto de dejar sin el número necesario a la reunión.

Comentarios