El joven asesinado en Godoy Cruz trabajaba y se estaba por recibir

Franco Javier Pérez, alias “Pupi”, falleció el domingo tras quedar en medio de un presunto ataque entre bandas en calle Sarmiento, entre Terrada y Huidobro.

Franco Javier Pérez, el joven de 23 años que fue asesinado el domingo por la noche en Godoy Cruz mientras iba a lo de un amigo, trabajaba y se estaba por recibir de profesor de educación física.

“Pupi”, como le decían sus amigos y familiares, transitaba por la calle Sarmiento cuando quedó en medio de un tiroteo entre bandas. Una de las balas dio en el pecho Franco y murió.

El joven estaba muy cerca de terminar la carrera y recibirse de profesor de Educación Física en el I.E.F. Pero no era lo único que hacía, también atendía un RapiPago en las cercanías de la plaza departamental para poder solventar sus estudios.

Viajero incansable, según se mostraba en las redes sociales, Franco fue recordado por decenas de personas a través de ese medio.

El homicidio ocurrió cerca de las 21 del domingo cuando dos bandas se enfrentaron sobre calle Sarmiento, entre Terrada y Huidobro, donde la Policía recogió una importante cantidad de cartuchos.

Según datos aportados por vecinos, la víctima recibió varios disparos provenientes de un Renault Clio.

Efectivos policiales iniciaron un patrullaje, dando con el auto en Pehuajo y San Diego, donde detuvieron a cinco personas de entre 36 y 20 años.

En el interior del auto mencionado se encontraron varias vainas servidas.

Los cinco aprehendidos por el hecho, que quedaron a disposición de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, quien definirá en las próximas horas sus situaciones procesales.

Intervino la Oficina Fiscal N°3 de la Comisaría 7°.

Comentarios