Después de 2 años sin actividad, se han realizado 20 trasplantes de riñón. Actualmente, hay 55 pacientes en lista de espera.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, en conjunto con Nación, trabajan en políticas sanitarias para un abordaje integral de la enfermedad renal crónica, una afección silenciosa de magnitud epidemiológica que ha logrado instalarse en la agenda pública.

Se trata de los trastornos en la estructura y el funcionamiento renal, que impiden a los riñones filtrar con eficiencia la sangre del aparato circulatorio. Al verse afectada la capacidad del organismo de excretar a través de la orina diversos residuos metabólicos, se van originando serias afectaciones a la salud.

En este marco, la cartera sanitaria continúa apostando a la realización de trasplantes renales en el centro que funciona en el Hospital Central, donde se han realizado siete en lo que va de 2016. El año anterior sólo se efectuaron tres intervenciones quirúrgicas de este tipo.

Gabriela Hidalgo, coordinadora del Incaimen, declaró: “Desde que en 2013 quedó reactivada la unidad de trasplantes renales en el Hospital Central, se convirtió en un centro de referencia dentro de la región Cuyo y ya se han realizado 20 trasplantes”.

“Actualmente hay 55 pacientes en lista de espera y existen 176 en lista de pretrasplantes, que requieren esta intervención quirúrgica pero deben completar estudios y requisitos para formar parte de la lista de espera”, agregó Hidalgo.

Nuevo régimen administrativo en el pago de trasplantes

La responsable de Incaimen expresó que en el marco de estas políticas de salud, para un abordaje integral de las enfermedad renal crónica, se realizó una reunión de trabajo a nivel nacional entre autoridades del Incucai y de Incluir Salud.

“Durante este encuentro se acordaron procesos administrativos para asegurar la gestión de pago a los hospitales públicos donde se realizan trasplantes, de manera directa de parte de Incluir Salud a los efectores públicos”, explicó Hidalgo.

Estas gestiones administrativas posibilitarán una relación directa de los centros de trasplantes con Incluir Salud a nivel central para el pago de cada trasplante sin la intervención del Incucai.

El objetivo es garantizar la sustentabilidad de los programas de trasplante hospitalarios y el consecuente incremento de la capacidad provincial.

“El acuerdo estableció que el Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Red Incluir en Prestación de Trasplantes, brindará a los hospitales el financiamiento y los insumos necesarios para que se puedan implementar de manera adecuada los programas de trasplante renal”, puntualizó la profesional.

Un poco de historia

En 1976, el Hospital Central realiza el primer trasplante renal del interior del país, dejando una marca importante a nivel nacional en cuanto a técnicas quirúrgicas y preparación de recurso humano.

En 2006, viendo la necesidad de contar con salas de recuperación cardiovascular y de postrasplantes, se inaugura el Servicio de Recuperación Cardiovascular “Misión Clarence Crafoord”, en homenaje a la misión sueca que habilitó en 1965 el servicio mixto de cirugía cardiovascular. En este servicio se deja armada una sala con dos camas específicamente para el postrasplante renal.

En 2009, y luego de conseguir la rehabilitación por parte del Incucai de la unidad de trasplante renal, el Gobierno de la Provincia hace una inversión cercana a 2 millones de pesos para equipar la sala para postrasplante renal en el Servicio de Recuperación Cardiovascular.

El Hospital Central se adhiere e impulsa junto al Incaimen la estrategia de hospital donante. Esto permitió que en 2009, 2010 y 2011 la organización se convirtiera en el hospital que más procuraciones de órganos haya realizado en todo el país.

En  junio de 2013, después de 2 años sin actividad, quedó reactivada la unidad de trasplantes renales en el Hospital Central y, desde ese momento, se han realizado 20 trasplantes.

Fuente: Gobierno de Mendoza