El Gobierno se despega de Capaccioli y lo vincula a Alberto Fernández

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, rechazó además la sospecha de que en la campaña de Cristina Kirchner se lavó dinero.

 

El Gobierno volvió a tomar distancia de Héctor Capaccioli, recaudador de la campaña de Cristina Kirchner en 2007 y procesado en las últimas 48 horas por malversación de fondos, lavado de dinero, asociación ilícita y negocios incompatibles con su cargo en la Superintendencia de Servicios de la Salud (SSS).

Esta vez, el encargado de dejar claro que la Casa Rosada le soltó la mano al ex funcionario fue Aníbal Fernández.

 

"La campaña [de 2007] tenía un jefe de campaña que se llama Alberto Fernandez y Capaccioli, en todo caso, es un hombre de su confianza, o su mano derecha, como se lo quiera llamar", planteó el jefe de Gabinete en declaraciones a FM Milenium.

 

Por otra parte, Fernández rechazó el vínculo entre los delitos que se le imputan a Capaccioli y el presunto lavado de dinero durante la campaña proselitista que Cristina Kirchner compartió con Julio Cobos.

 

"En este caso no se está hablando específicamente de la campaña. Por un lado, hay una eventual malversación de fondos públicos y, por otro, se está analizando la forma de manejar el dinero de las obras sociales. No está planteando el tema de la campaña", consideró.

 

En contra del razonamiento de Fernández, Oyarbide procesó ayer a los responsables de reunir aportes para la campaña de Cristina Kirchner tras sostener que, según las pruebas reunidas en el expediente, en la campaña se lavó dinero ligado a la mafia de los medicamentos.

Comentarios