El gobierno paralizó obras irregulares en el piedemonte

Las irregularidades se detectaron a través de un monitoreo de imágenes satelitales y por denuncias de otros propietarios de la zona.

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial dispuso la suspensión de obras irregulares en el piedemonte mendocino luego de detectar la realización de obras como trazados de calles y movimientos de suelos que hasta el momento no han sido aprobados en el marco de la ley de Ordenamiento Territorial. Las irregularidades se detectaron a través de un monitoreo de imágenes satelitales y por denuncias de otros propietarios de la zona.

Nadia Rapali, coordinadora de la Agencia de Ordenamiento Territorial, dijo a Diario Vox que la suspensión recae sobre 21 terrenos ubicados casi en su totalidad en el departamento de Luján, precisamente en la zona norte de Blanco Encalada y al oeste de Chacras de Coria aunque también hay otros identificados en Las Heras. La superficie afectada suma un total de 296 hectáreas y entre los titulares registrales se encuentran dos empresas, La Magdalena Olivar S.A y Uspallata Industrias Químicas S.A. ambas con domicilio en Las Heras, además de otros 17 titulares. 

En ese sentido Rapali destacó que desde hace un tiempo se realizan inspecciones en el piedemonte y se envían notificaciones a los titulares registrales para que cumplan con la documentación correspondiente, que informen si son ellos los responsables de las obras o si se trata de terceros, pero ante la falta de respuestas se tomó la decisión de suspender el avance de esas obras y darles un tiempo para que presenten sus descargos. Hay gente que ya está viviendo en el piedemonte a los que se les pide que se adecúen pero hay otros que a pesar de recibir las notificaciones han seguido avanzando con sus obras.

“En Mendoza no se puede empezar a construir nada sin cumplir una serie de pasos dispuestos en la ley la cual también establece que antes de iniciar una obra se debe dar aviso a la provincia o al municipio”, afirmó.

Comentarios