El Gobierno entregó $7 millones a empresa sospechada de pagar coimas

El Ejecutivo desembolsó ese monto a favor de la compañía española Isolux para la construcción de la usina de carbón en Santa Cruz, señalada por haber dado coimas a Ricardo Jaime.

 

A pesar de las sospechas que involucran a la empresa encargada de la construcción de la central termoeléctrica a carbón en Río Turbio, en Santa Cruz, el Gobierno continúa enviando dinero para financiar la obra.

 

En medio de las polémicas, el Ejecutivo emitió un pagaré a favor de la empresa Isolux por 1,46 millones de euros (equivalente a $ 7,6 millones) para que haga frente a más gastos demandados por la obra en la provincia de los Kirchner. La empresa está bajo sospecha por el presunto pago de coimas a Manuel Váquez, asesor del ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime. Además, la central termoeléctrica acumula denuncias por sobreprecios y, por eso, es investigada en la Justicia.

 

"Dispónese la emisión de un pagaré del estado nacional con fecha 17 de diciembre de 2010, por un total de euros un millón cuatrocientos cuarenta y seis mil doscientos catorce con cinco centésimos a favor del Grupo Isolux Corsan y otros - U.T.E., con vencimiento 17 de junio de 2011 para proceder a la cancelación de los adelantos a proveedores por la adquisición de los componentes extranjeros para la obra "construcción, bajo la modalidad llave en mano de una central termoeléctrica a carbón", en la Localidad de Río Turbio, Provincia de Santa Cruz adjudicada por la Resolución Nº 103 de fecha 6 de diciembre de 2007 de la secretaría de Minería del Ministerio de Planificación Federal", dice el primer artículo de la resolución conjunta 391/10 y 118/10 de la secretarías de Finanzas y Hacienda.

 

"Para la concreción del proyecto citado, resulta necesaria la emisión de instrumentos de endeudamiento público con el objeto de financiar la adquisición de los componentes de la obra que son en su mayoría extranjeros", indican los fundamentos de la norma para no dejar dudas.

 

A mediados de diciembre, la empresa española Isolux debió salir a negar que haya mantenido negociaciones con Vázquez en relación con el proyecto del tren bala, y desmintió que les hayan reclamado el pago de "costos políticos" por el negocio, algo que figuraba en uno de los tantos e-mails que el asesor de Jaime tenía en sus computadoras.

 

"No tenemos ni tuvimos ningún contrato con Vázquez ni con Lorente [Miguel, socio de Vázquez en España] nunca, por ningún tema", afirmó entonces al diario  La Nación el presidente de Isolux Argentina, Juan Carlos de Goycoechea.

 

En tanto, en octubre pasado, la empresa y el Ministerio de Planificación, que dirige Julio De Vido, negaron que hubieran existido presuntos sobreprecios en la obra que la firma encabeza en Río Turbio.

 

En una solicitada publicada entonces, Isolux rechazó el contenido de la denuncia penal que motivó un expediente en la Justicia. Afirmó que la central de Río Turbio "no es una usina estándar" porque tiene tecnología "más sofisticada que lo habitual", lo que no haría comparable su precio con el de otras centrales.

Los presuntos sobreprecios en la obra son investigados por el juez federal Claudio Bonadio, que ordenó en ese momento un peritaje sobre los costos de la usina. En el requerimiento de instrucción de este expediente, el fiscal federal Guillermo Marijuán individualizó como imputados De Vido; al gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, y a dos ex subsecretarios provinciales.

 

En tanto, Isolux afirmó que es, "como mínimo, inapropiado" comparar el precio de la obra de Río Turbio con la chilena de Puchuncaví (que habría costado un 174% menos por MW) por la sofisticación de la primera y su ubicación geográfica.

 

Fuente: Diario La Nación

Comentarios