“Cataluña restaura su plena soberanía” dice el documento que no tiene valor jurídico, según el jefe de gobierno, Carles Puigdemont. Rajoy presidirá un consejo extraordinario.

El jefe de Gobierno de Cataluña, Carles Puigdemont, firmó ayer con los miembros de su Ejecutivo y los partidos que lo apoyan una declaración de independencia de la región que el propio líder secesionista propuso suspender de inmediato.

“Cataluña restaura hoy (por ayer) su plena soberanía, perdida y largamente anhelada, después de décadas de intentar honesta y lealmente la convivencia institucional con los pueblos de la península ibérica”, dice el documento.

El texto titulado “Declaración de los representantes de Cataluña” añade: “Constituimos la república catalana como Estado independiente y soberano, de derecho, democrático y social”.

Fuentes del “Govern” catalán explicaron que se trata de un documento “simbólico” y sin más valor jurídico que una “declaración de intenciones”.

“Ahora la pelota está en el tejado de (el presidente el Gobierno, Mariano) Rajoy”, añadieron.

La firma por parte de Puigdemont, su gabinete, la alianza Junts Pel Sí y la CUP, el partido antisistema que lo apoya, tuvo lugar horas después de que el jefe del Gobierno regional compareciera en el Parlamento regional para anunciar los próximos pasos en el proceso soberanista que impulsa.

Se esperaba que Puigdemont pudiera anunciar la independencia unilateral de Cataluña aplicando los resultados del referéndum no autorizado celebrado el 1 de octubre, lo que disparó la tensión entre Barcelona y Madrid.

Sin embargo, ante la fuerte presión nacional e internacional, Puigdemont optó por anunciar la independencia y proponer de inmediato su suspensión para dar oportunidad a un diálogo con el Estado y a una mediación internacional que destrabe el conflicto.

La fórmula intermedia irritó a la CUP. “La CUP no permitirá que la legislatura acabe de otra forma que no sea aplicando los resultados del referéndum”, indicó el partido en una rueda de prensa ya bien entrada la noche.

Si la CUP retira el apoyo a Puigdemont, podría precipitar la convocatoria de elecciones adelantadas en Cataluña.

Por su parte, la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó que el presidente catalán Carles Puigdemont “no sabe dónde está, a dónde va ni con quién quiere ir”, después de que éste firmara una declaración de independencia y suspendiera sus efectos.

La número dos del gobierno anunció igualmente un consejo extraordinario de ministros presidido por Mariano Rajoy para este miércoles. El objetivo será “abordar los próximos pasos”, tras el discurso de Puigdemont ante el pleno del Parlamento catalán.