La decisión vino luego de que el oficialismo se aseguró la mayoría para convertir en ley el cambio en la fórmula de ajuste de las jubilaciones. Se espera un fuerte debate en Diputados.

Tras las fuertes críticas que ha recibido el proyecto de reforma previsional impulsado por el Gobierno que pretende cambiar la fórmula de ajuste en las jubilaciones, el interbloque oficialista de la Cámara de Diputados, convocó para hoy a una sesión especial para debatirlo en la Cámara Baja junto al proyecto de reforma tributaria, ambos con dictámenes de comisión emitidos el martes, informaron a Télam fuentes parlamentarias de Cambiemos.

La decisión de adelantar para hoy a las 14 la sesión originalmente prevista para la próxima semana se adoptó cuando el oficialismo se garantizó los votos para convertir en ley el proyecto para cambiar el sistema de ajuste de las jubilaciones, que provoca un fuerte debate en la cámara baja.

Hasta ayer al mediodía, el oficialismo contaba con 108 votos propios, cuatro cordobeses, seis santiagueños, cuatro misioneros, cuatro tucumanos, dos chaqueños y un entrerriano, con lo cual alcanzaban ajustadamente una mayoría de 129 sufragios.

La controversia que existe con esta ley quedó expuesta ayer en el escándalo que se generó en el plenario de comisiones, donde no faltaron empujones, insultos y acusaciones cruzadas en un escenario colmado por sindicalistas, jubilados y diputados oficialistas y opositores.

El eje de la discusión

Está centrado en el cambio de fórmula para calcular los aumentos de haberes de la clase pasiva, ya que mientras la ley de Movilidad Jubilatoria establecía un ajuste semestral en base a un mezcla entre la recaudación de ANSES y la variación salarial, el nuevo mecanismo fija que será trimestral y se calculará por inflación. Otro cambio importante de cara al cálculo de las jubilaciones futuras es la modificación de la tasa de sustitución, que disminuirá alrededor de un 20%.

Así las cosas, la nueva fórmula implica un ahorro para el gobierno de 100 mil millones de pesos y un ajuste al bolsillo de los jubilados, reconocido por el propio oficialismo. Para ilustrar en números, con la fórmula vigente el haber mínimo pasaría de 7246 a 8296 pesos en marzo, 1050 pesos de suba (14,5 por ciento), mientras que de aplicarse el cálculo propuesto por el Gobierno la mínima pasará a 7660 pesos, con un alza de 414 pesos. La diferencia entre ambos cálculos es de 636 pesos, que el jubilado dejará de percibir por el cambio de medición.

Además cabe destacar que entre marzo de 2009 y septiembre de 2017 las jubilaciones registraron aumentos acumulados de 950 por ciento, mientras que la inflación medida por consultoras privadas y el ente estadístico porteño fue de 692 por ciento. Durante ese período el haber mínimo pasó de 690 a 7246 pesos. Si en lugar de aplicarse esa fórmula las jubilaciones hubieran estado atadas a la inflación, la mínima habría quedado en 5470 pesos, un 24,5 por ciento menos.

En ese contexto, el interbloque que conduce Mario Negri convocó para mañana a las 14 a una maratónica sesión para debatir las dos leyes claves del paquete económico que impulsa el gobierno: el cambio del sistema impositivo y la reforma de la ley de Movilidad jubilatoria.

La citación a la sesión fue objetada por el diputado del FPV, Daniel Filmus. “Nos acabamos de enterar que convocan a votar mañana”, dijo y señaló apuntan a evitar que “no lleguen los diputados del interior”.  “Esa es una forma que tiene el gobierno de avasallar la posibilidad de dar un debate profundo”, indicó.