Cornejo pronunció su discurso en el Desayuno Vendimial de la COVIAR, y entre otros puntos destacó la necesidad de fortalecer la institucionalidad del sector, un requisito que considera indispensable para lograr políticas que beneficien a todos los involucrados, durante largos plazos.

El Gobernador Alfredo Cornejo participó esta mañana del Desayuno de Vendimia de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), una de las actividades centrales de la Vendimia, en la que tanto el sector público y el privado ponen de relieve el estado de situación de la actividad madre de la producción mendocina.

En la mesa académica junto a Cornejo estuvieron presentes la presidente saliente de la COVIAR, Hilda Wilhelm de Vaieretti; el presidente entrante de la COVIAR, Ángel Leotta; el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile; el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey y el ministro de Economía de San Juan, Roberto Gattoni, quienes fueron los oradores en este encuentro.

El Gobernador, frente a un auditorio conformado por autoridades nacionales, empresarios, intendentes y funcionarios provinciales, destacó, entre otros puntos, la necesidad de fortalecer la institucionalidad del sector, un requisito que considera indispensable para lograr políticas que beneficien a todos los involucrados, durante largos plazos.

“En este contexto, vemos con muy buenos ojos que comience a existir la preocupación del sector en el trabajo en forma conjunta. Aunque suene obvio, la cadena requiere de todos los eslabones. Sin embargo, en los últimos años, algunos intereses sectoriales fueron anteponiéndose por encima de la cadena y las consecuencias no han sido buenas. Fortalecer la cadena, asociarse, articular es, sin dudas, apostar a que la vitivinicultura siga creciendo y trascendiendo las generaciones de mendocinos”, resaltó Cornejo.

En este sentido el Gobernador sostuvo que la “vitivinicultura despierta mucho interés, genera mucho empleo y valor agregado y es parte de la marca de Argentina en el mundo. Ayer estuve con inversores de distintos países, y seguramente a ustedes les debe pasar lo mismo, la pregunta sobre la vitivinicultura surge sola. El sector atrae, seduce y creo que eso es muestra de que la vitivinicultura supo convertirse gracias a todos ustedes en una actividad interesante para, como dicen los economistas, “hundir” plata en el país”.

“Por eso quisiera destacar, y en particular agradecerle a todos los integrantes de la industria, en lo que considero el inicio del fortalecimiento de la institucionalidad del sector, un requisito que considero básico para lograr políticas que beneficien a todos, durante largos plazos”, añadió el mandatario.

También, hizo referencia a la necesidad de lograr consensos para que el sector pueda desarrollarse. “El objetivo siempre fue sentar en la misma mesa para que se puedan escuchar los que tuviesen posturas distintas y ojalá avanzar en un acuerdo o por lo menos en un mejor entendimiento”, indicó.

En cuanto a los logros conseguidos durante el último año señaló “tener un avance en la deuda de los productores por la corresponsabilidad gremial. Logramos que Agroindustria, la AFIP, FOEVA y el INV entendieran que la salida era brindar una moratoria que permita desbloquear los vinos para que muchos de los deudores pudieran comenzar el pago y, a su vez, vender el vino que hoy cotiza entre 100% y 200% más que al momento de contraer esa acreencia”.

Cornejo, a la vez indicó que la última versión de la Ley de jugos naturales también permitirá profundizar la institucionalidad. Detalló que en particular el proyecto presentado por el diputado nacional, Luis Borsani, “nos permite superar la paralización que tuvo el proyecto anterior por entrar en conflicto con intereses de otras economías regionales. Sin dudas que para la industria será una mejora sustancial que desde el Gobierno de Mendoza impulsamos, realizando todas las gestiones a nuestro alcance para que se concrete. Estamos seguros que ese avance puede significar un reverdecer para esta actividad”.