El clásico rosarino tuvo violencia, “cenizas de un muerto” y poco fútbol

Tras los incidentes violentos en la previa del partido, Newell´s y Rosario Central igualaron ayer sin goles.

El clásico rosarino, uno de los más importantes del fútbol argentino, finalizó 0 a 0 en el Coloso Marcelo Bielsa.

La disputa corrió peligro cuando la utilería visitante encontró en el vestuario “cenizas de muerto” y un “polvo blanco tóxico”. Dos empleados se habrían intoxicado por este motivo.

Después, personal de la Lepra limpió el vestuario visitante y así los jugadores del Canalla pudieron cambiarse y entrar en calor para jugar el partido que empezó media hora más tarde de lo programado.

Tras mucho debatir se dispuso jugar el encuentro, que no contó con emociones relevantes más allá del notable recibimiento de los hinchas leprosos.

En la tabla, el empate no le sirvió a ninguno de los dos ya que Newell´s quedó en la 15° ubicación con 21 unidades y el Canalla dos escalones por debajo con un punto menos.

Comentarios