El chofer del colectivo de TurBus que se accidentó en Horcones seguirá preso

Durante la audiencia de ayer en los tribunales provinciales, el chofer al declarar pidió disculpas a los familiares de las víctimas y aseguró que está “consciente del daño” que provocó y que comprende “la rabia” hacia él.

La Segunda Cámara del Crimen de Mendoza ratificó ayer la prisión preventiva para el chofer del colectivo de la empresa chilena TurBus, Francisco Sanhueza, que protagonizó la tragedia de Horcones camino a Chile en la que murieron 19 personas en febrero pasado.

El tribunal mantuvo la acusación de homicidio simple con dolo eventual por las 19 muertes y Sanhueza, oriundo de Chile, continuará detenido en el penal de Boulogne Sur Mer,  a la espera del juicio, ya que la justicia considera que existe riesgo de fuga. Durante la audiencia de ayer en los tribunales provinciales, el chofer al declarar pidió disculpas a los familiares de las víctimas y aseguró que está “consciente del daño” que provocó y que comprende “la rabia” hacia él.

El hombre que protagonizó una de las tragedias viales más graves registradas en la provincia negó haber superado la velocidad máxima permitida -como indican algunos testimonios y pruebas aportadas por la fiscalía- y aseguró que tampoco se quedó dormido mientras conducía.

Alegó que perdió el control del colectivo tras haberse encandilado con las luces de los autos que circulaban en sentido contrario en la ruta 7, y sostuvo que los pasajeros no utilizaron el cinturón de seguridad.

“¡Qué daría por volver el tiempo atrás y devolverle la vida a cada uno!” expresó, al promediar su declaración, al tiempo que volvió a pedir disculpas y sostener que espera que “algún día lo perdonen”.

Comentarios