Miles de espectadores tomaron las veredas para apreciar el desfile.

Miles de espectadores tomaron las veredas para apreciar el desfile de centros tradicionalistas, colectividades, organizaciones sociales, reinas invitadas de diferentes puntos del país y los carros alegóricos que transportaron a la Reina Nacional de la Vendimia, a la virreina, y a cada una de las reinas departamentales.

La Banda de la Policía de Mendoza abrió el Carrusel que partió desde los portones del Parque General San Martín y comenzó su recorrido bajo el sol de la mañana del sábado.

Con un repertorio de temas tradicionales, la banda puso música al paso de los integrantes de la Federación Gaucha que escoltaron  con sus atuendos tradicionales a la imagen de la Virgen de la Carrodilla.

A lo largo de 30 cuadras, miles de espectadores tomaron las veredas para apreciar  el desfile de centros tradicionalistas, colectividades, organizaciones sociales, reinas invitadas de diferentes puntos del país y los carros alegóricos que transportaron a la Reina Nacional de la Vendimia, a la virreina, y a cada una de las reinas departamentales. Estas últimas, candidatas a la corona nacional.

Palco oficial

El desfile pasó minutos antes de las 12 por el sitio reservado a las autoridades e invitados especiales, frente al hotel Hyat.

Poco a poco, después del desayuno de la COVIAR, funcionarios nacionales,  provinciales, gobernadores de otras provincias, intendentes y empresarios fueron ocupando sus lugares en el palco para compartir la alegría y el colorido que ofreció el paso de carros y agrupaciones.

El Gobernador Alfredo Cornejo y la vicegobernadora Laura Montero fueron recibieron un sinfín de regalos. Los que acercaron distintas  instituciones que desfilaron y los que  arrojaban las reinas con especial cuidado,  eligiendo, desde la altura de las carrozas, a los destinatarios.