El bonete de la semana

Nuestra Plaza Independencia. Un gran jardín ubicado en pleno centro, a través de dos importantes ejes urbanos como son la Peatonal Sarmiento (que vincula la zona más comercial de la Ciudad con el Parque General San Martín) y la Avenida Mitre (que conduce a la Casa de Gobierno, el Poder Judicial y todo el Centro […]

Nuestra Plaza Independencia. Un gran jardín ubicado en pleno centro, a través de dos importantes ejes urbanos como son la Peatonal Sarmiento (que vincula la zona más comercial de la Ciudad con el Parque General San Martín) y la Avenida Mitre (que conduce a la Casa de Gobierno, el Poder Judicial y todo el Centro Cívico) se puede recorrer en resumen lo más importante de la zona metropolitana. Muchos saben, y aprecian, sus múltiples especies de árboles y plantas, identificadas con sus respectivos nombres científicos y de uso común. Los fines de semana es el escenario de la feria artesanal que (de tanto en tanto) se enriquece con la presencia de algunos espectáculos al aire libre. Pero (atento Wikipedia) hay un detalle autóctono que no puede ser dejado al margen: hoy la Plaza Independencia es el paseo del PISO PEGOTEADO. Cuando uno la recorre, ya sea para disfrutar del paisaje tradicional o incluso para alcanzar el colectivo, corre el riesgo de dejar adherido alguna especie de calzado, por lo glutinoso se su superficie. Quizás se trate de un efecto natural que quiere retener por más tiempo a quienes visitan el paseo. ROJO (La tradición más nuestra, pegada a nuestros sentimientos).

 

El miércoles a la tarde noche, en Palmares, Mc Donald’s y Bodega Santa Julia presentaron el menú Vendimia 2017. Un clásico, que todos los años se renueva para esta época. Ahora con una nueva hamburguesa preparada con pan tipo campo, dos medallones de carne vacuna, tomates asados, cebollas grilladas, una deliciosa salsa a base de oliva y queso emmenthal. El menú, además, está acompañado con un exquisito Malbec, PRIVILEGIO QUE MENDOZA TIENE con Mc Donald’s (son muy pocas las regiones en el mundo que pueden incluir bebidas alcohólicas en su menú), con esta que se suma al festejo vendimial. ¿El detalle? La interactiva presentación del cantante y compositor local Alejandro Ortega, que se metió entre los invitados e hizo cantar (o ladrar) a varios. También para destacar el obsequio de presentación del menú, que incluía la herramienta “en boga” de la cocina actual: una plancheta. VERDE (El brindis, y los “sabores mendocinos”, a disposición del disfrute).