El arrepentido que cuenta el curro de las prótesis por dentro

Luego de que se develara el circuito de retornos que se verifica en instituciones públicas y privadas, un arrepentido brinda precisiones exclusivas y cuenta la trama desde adentro.

El escándalo explotó gracias a la investigación que llevó adelante el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Allí, se dio a conocer un estudio sobre sobornos exigidos por traumatólogos de la Obra Social IOMA, sobre la base de información aportada por proveedores y pacientes, en un trabajo que da cuenta de un circuito de retornos que se verifica en instituciones públicas y privadas. El escándalo se denominó “Implants Files”.

En ese contexto, Mendoza Post pudo entrevistar a una persona que conoce la trama desde adentro, un testigo directo de todo lo sucedido, que brindó precisiones concluyentes bajo reserva de su nombre.

-¿Cómo es la metodología?

-Cada médico trabaja con 2-3 Ortopedias. Tomemos el caso de un nene de 14 años que tiene una escoliosis severa y se tiene que operar en el Hospital Garraham. Te doy un ejemplo a valores de año 2013, por supuesto todo esto se actualiza por inflación. El médico hace la receta por la prótesis con la marca que quiere, puede ser importada o nacional. El paciente tramita la prótesis ante su obra social. La obra social pide cotización a la ortopedia que ya está arreglada con el médico. La ortopedia le cotiza a la obra social 80 lucas. Se hace la cirugía. A fin de mes la ortopedia le paga de retorno 20 lucas al médico.

-¿Hay casos en Mendoza?

-Sí, en todo el país. Y no es solo IOMA, es así con todas las obras sociales, sea PAMI, muchas sindicales e incluso OSDE y Swiss Medical. Muchas veces también esta prendido el auditor médico de las obras sociales. Las ortopedias más “serias” le exigen al médico que les presente una factura o recibo para justificar el gasto y le pagan por transferencia. La factura suele ir por “honorarios profesionales” o “asesoramiento”, con la idea de cubrirse con que el medico fue a dar un curso a la empresa o algo por el estilo.

-Es terrible...

-Y no es todo. Hay prótesis que se ponen donde no son necesarias. Por ejemplo, te hacen una angioplastía y te tienen que poner 2 stents y te ponen 5. Ni hablar con clavos y tornillos en traumatología.

-En la investigación que llevaron adelante desde el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación se habla de IOMA...

-Sí, porque es el caso más escandaloso. Ahí directamente está todo sistematizado. IOMA tiene un nomenclador con los precios de los productos importados en dólares. Para que te des una idea a valores 2010-2011 un stent coronario que Swiss Medical pagaba 5.000 pesos IOMA lo pagaba 8.400. Exactamente el mismo producto, al mismo proveedor. Los auditores médicos de IOMA son multimillonarios.

Comentarios